Los Rays lucen como un equipo capaz de luchar hasta el final

Los Rays lucen como un equipo capaz de luchar hasta el final

Hablando de optimismo, ¿qué me dicen de los Rays de Tampa Bay?

"Estoy entusiasmado", dijo el tercera base Evan Longoria sobre la recta final de la temporada. "Para esto es que uno se prepara desde los entrenamientos primaverales, para estar en esta posición a estas alturas del año.

"Yo no diría que estemos donde queremos estar. Obviamente, nos gustaría estar encabezando la división por 10 juegos. Pero es sabroso tener posibilidades, estar luchando a estas alturas".

Muchos equipos han mejorado en las últimas dos semanas. Pero pocos han cambiado su rostro tanto como los Rays. Miren todo lo que han conseguido en el último mes y medio:

1. Mejoraron su bullpen al sumar a los relevistas Dan Jennings, Sergio Romo y Steve Cishek. También recibieron de vuelta al otrora cerrador Brad Boxberger de la lista de lesionados.

2. Mejoraron la defensa con la llegada del torpedero cubano Adeiny Hechavarría.

3. Le agregaron profundidad al lineup al adquirir al primera base Lucas Duda.

¿Nos falta algo? De hecho, sí nos falta algo. Incluso después de todas esas incorporaciones, vienen más en camino.

Se espera que el derecho Jake Odorizzi vuelva de la lista de incapacitado en los próximos días. El jardinero central y ganador del Guante de Oro en la Liga Americana, Kevin Kiermaier, debe de estar de regreso a finales de mes.

Todo esto está pasando con los Rays a apenas a 3.5 juegos del primer lugar en la División Este de la Liga Americana y medio encuentro por detrás del según comodín.

"Tenemos mucha confianza", dijo el manager de los Rays, Kevin Cash, sobre las posibilidades de conseguir un boleto para octubre. "Creo que nuestra directiva hizo un gran trabajo. Somos un equipo mejor. Nadie puede negar eso".

Hechavarría ha brindado una mejoría significativa en el aspecto defensivo, que ciertamente no ha sido el punto fuerte de Tama Bay esta temporada.

También ha sido importante el regreso del receptor venezolano Wilson Ramos, quien debutó el 24 de junio. Ramos fue firmado en diciembre pese a haberse sometido a una operación en una rodilla la campaña pasada mientras estaba con los Nacionales.

Una vez que regrese Kiermaier, la defensa de los Rays podría ser tan buena como la de cualquier otro equipo en el Este de la Americana.

Sumar a tres relevistas a un bullpen que ha sido inconsistente también podría jugar un papel determinante. Pero el cambio más importante ha sido el sufrido por una ofensiva que venía de ser 24ta, 25ta y 26ta en carreras anotadas en las Grandes Ligas las últimas tres temporadas.

Llegando al viernes, los Rays eran 15tos en carreras anotadas y estaban empatados en el cuarto puesto en jonrones esta campaña. Cinco jugadores de Tampa Bay han dado más de 10 cuadrangulares, incluido el primera base y bateador designado Logan Morrison, quien ha pegado 28.

"Algunos años las cosas encajan bien y se abren algunas oportunidades", dijo el gerente general de los Rays, Erik Neander. "Y algunos años no es así. Este julio pasado fue uno de esos en los que se presentaron ciertas oportunidades y fuimos capaces de aprovecharlas".

Para Cash, el reto ha sido mantener el clubhouse unido en medio de tantos cambios.

"Creo que buena parte del crédito lo tienen los muchachos que ya estaban en el equipo", dijo Cash. "Tenemos muy buen clubhouse. Me gusta el hecho de haber conseguido a algunos veteranos con experiencia en los playoffs".

"Me encanta", dijo Duda. "Tan pronto como llegué aquí, todo el mundo me dio la bienvenida y me ayudó mucho. Siento que tenemos un tremendo grupo de muchachos y que estar en esta posición es una bendición para mí. Tengo mucha suerte. Sólo quiero ayudar de la manera que sea".

A los Rays les quedan 14 juegos más contra los Yankees y los Medias Rojas. Pero la pelea contra los Reales y los Marineros por los dos lugares del Comodín también será interesante.

Una vez que regrese Odorizzi, será colocado en la rotación detrás de Chris Archer y Alex Cobb, formando así un trío que no tendrá nada que envidiarle al resto de su división.

"En resumen, vemos bien el grupo que tenemos", dijo Neander. "No es sólo que somos optimistas. Es que genuinamente creemos en que tenemos la capacidad para luchar con quien sea hasta el final".

Después de comenzar su gira perdiendo tres de cuatro en el Yankee Stadium, los Rays llegaron a Houston y le ganaron tres de cuatro a la novena con el mejor récord en la Liga Americana.

"Pienso que nos tenemos mucha confianza", dijo Longoria. "Hemos pasado por algunos altos y bajos, y pienso que esta última gira nos ha recordado lo difícil que es ganar. Pero jugamos contra dos equipos que están en el primer lugar y los muchachos fueron capaces de luchar y anotar algunas carreras.

"Pienso que estamos empezando a recuperar esa confianza desde el punto de vista ofensivo. Estuvimos algo apagados por semana y media. Sabemos que esas cosas pasan. Tenemos un grupo muy maduro, un conjunto de bateadores veteranos. Es bonito ser parte de esto".