José Reyes orgulloso tras sumar 500 bases robadas

José Reyes orgulloso tras sumar 500 bases robadas

SAN DIEGO - El campocorto dominicano de los Mets, José Reyes, reconoció que haberse robado la base 500 de su carrera significa "mucho" para él.

Reyes, el 39no jugador en alcanzar dicha cifra y el segundo en la lista de estafadores entre los activos detrás de Ichiro Suzuki (508), lo logró la noche del lunes durante la 8va entrada del duelo ante los Padres. Una vez que finalizó el inning, Reyes procedió a retirar la almohadilla y llevársela como recuerdo.

Reyes, de 34 años, es el cuarto pelotero nacido en Latinoamérica en alcanzar tal hito y el segundo dominicano. Ya lo habían hecho el cubano Dagoberto Campaneris (649), el dominicano César Cedeño (550) y el venezolano Luis Aparicio (506).

"Es un número grande, 500 bases robadas en mi carrera hasta el momento", dijo Reyes. "Traté de hacerlo en casa frente a los fanáticos de los Mets en el Citi Field, pero no pude, así que lo hice aquí".

"Es un tremendo logro", dijo el manager Terry Collins. "Debería estar contento. Es un gran pelotero. Y una de las cosas que siempre ha hecho es saber cuáles son sus fortalezas. Cuida muy bien sus piernas. Ha tenido un par de lesiones serias, pero siempre ha podido superarlas".

Desde que volvió a los Mets el año pasado, Reyes ha estado sano. E incluso a los 34 años, puede seguir dándoles dolores de cabeza a los rivales con su velocidad. La del lunes fue su 12da base robada en 94 juegos este año.

"No quiero decir que estoy sorprendido, porque trabajé mucho durante la temporada muerta para estar donde estoy", expresó Reyes. "Mi cuerpo se siente muy bien y gracias a Dios no he tenido problemas este año, así que voy a seguir haciendo lo que me gusta, correr y jugar pelota como se supone que debo hacerlo".