Se ha repuesto Edwin Díaz y el resto del relevo de los Marineros

Se ha repuesto Edwin Díaz y el resto del relevo de los Marineros

HOUSTON - Es la naturaleza del trabajo, pero el cerrador puertorriqueño de los Marineros, Edwin Díaz, ha sido señalado este año como parte importante de los problemas que tuvo el equipo al principio de la campaña tras varias derrotas en los innings finales y salvados desperdiciados, todo eso en un equipo que mostró una de las peores efectividades de la liga en abril.

Pero las cosas han cambiado durante los últimos dos meses, y aquellos que no han prestado atención probablemente se sorprenderían al escuchar que el bullpen de los Marineros, sin contar el juego del lunes contra los Astros, tenía la mejor efectividad de las Grandes Ligas durante los últimos 50 encuentros.

Y Díaz, quien se llevó el salvado contra Houston la noche del lunes al tirar el 10mo inning a la perfección--una exhibición que cerró ponchando a José Altuve con una recta de 98 millas por hora--ha sido parte importantísima en todo ese éxito.

El derecho de 23 años venía de salvar los tres juegos del fin de semana contra los Medias Blancas y ahora tiene efectividad de 1.84 con 37 ponches y siete boletos en 24.1 innings repartidos en sus últimas 23 presentaciones.

Díaz afirma que lanzar de manera regular lo ha ayudado a mejorar, después de algunos problemas esta temporada que resultaron en tres salvados desperdiciados y varias derrotas en el noveno inning.

"Eso me ha ayudado mucho", dijo Díaz. "He empezado a lanzar mucho mejor las dos últimas semanas, el último mes. Me siento muy bien. Me han dado la oportunidad de pitchar en cada juego cerrado y he tratado de hacer mi trabajo. Me siento muy bien en este momento".

El manager Scott Servais está de acuerdo en que a Díaz parece irle mejor cuando tiene mucho trabajo.

"Creo que más que nada logra calmarse", dijo Servais. "Cuando ha tenido cuatro o cinco días en los que no ha lanzado, se apura un poco. Es como si a veces se sintiese demasiado bien.

"Creo que el domingo fue probablemente lo mejor que se le ha visto en cualquier punto de la temporada. Estaba bajo control, localizando su recta, y el slider estuvo impresionante. Parecía que no estaba haciendo más esfuerzo de lo normal, pero la bola igual iba a 98, 99 millas por hora. Algunas veces él piensa que tiene que tirarla a 100. ¿Pero cuál es la diferencia entre 99 y 101? Ambas son bien rápidas. Yo prefiero 98, 99 en el lugar adecuado y no que esté regado con la recta".

Servais se siente cómodo utilizando a Día cuatro días en fila, como sucedió una vez a principios de temporada y volvió a pasar ahora. Ha sido un ajuste para un joven que fue abridor hasta que la temporada pasada tenía un mes, cuando el serpentinero fue trasladado al bullpen en el Doble-A antes de ascender a las Mayores.

"Aprendí mucho el año pasado", dijo Díaz. "Cuando llegué, pregunté mucho. Me enseñaron cómo cuidar mi brazo. Ahora cuando salgo a soltar la bola, trato de mantener las cosas simples. Ahora mismo me siento bien. No siento que mi brazo esté cansado, para nada. Estaré listo cuando me necesiten".