Kenley Jansen se ha visto más dominante que nunca esta temporada

Kenley Jansen se ha visto más dominante que nunca esta temporada

MIAMI -- Cada año, Kenley Jansen se vuelve más dominante como cerrador de los Dodgers, equipo que parece estar encaminado a su quinto título consecutivo en la División Oeste de la Liga Nacional.

Con una recta cortada mortal para los bateadores contrarios y una presencia intimidante en el montículo con sus seis pies y cinco pulgadas de estatura más 275 libras, el derecho curazoleño se ha visto prácticamente impecable en el 2017. Lleva 21 juegos salvados en igual número de oportunidades, efectividad de 0.96 y WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) de 0.56 en 36 presentaciones.

Con tal dominio, Jansen fue convocado al Juego de Estrellas por segunda ocasión consecutiva.

"Me siento orgulloso otra vez de tener esta oportunidad", dijo Jansen, quien firmó un nuevo contrato de cinco años y US$80 millones con los Dodgers en el invierno del 2016-17. "Es una cosa que tú siempre valoras, como honor individual".

Jansen, autor de 201 salvamentos desde el 2012, ha agregado otra hazaña a su currículum este año. El taponero no dio base por bolas alguna en sus primeras 30 presentaciones de la temporada, poniendo un récord de Grandes Ligas con 51 ponches antes de otorgar su primera transferencia. En total, lleva 57 ponches con apenas dos boletos en el 2017. Además, el taponero ha logrado ocho recates de más de un inning, algo clave a la hora de ayudar a los Dodgers a sacar una ventaja de 7.5 juegos en su división.

"Sabemos que cuando se abre esa puerta (del bullpen) y sale el hombre grande, hay buenas posibilidades de que ya haya terminado el juego", dijo el tercera base de Los Angeles, Justin Turner. "Estamos contentos de que la gerencia haya hecho lo necesario para traerlo de regreso".

¿Cuál es la clave de la consistencia exhibida por Jansen en los últimos años?

"Trabajo todos los días, en mi mecánica, viendo video", dijo Jansen. "Mi meta es simple y llanamente poner de mi parte, sea entrando al juego en el octavo o el noveno inning, para ayudarnos a ganar. Mi único enfoque es ponerle fin al partido, y rápido".

En una época del béisbol en la que las lesiones son el pan de cada día, sobre todo entre los lanzadores, Jansen también se ha visto firme al mantenerse en la lomita temporada tras temporada.

"Si haces el trabajo físico, tu cuerpo no te va a fallar", comentó al respecto Jansen, quien desde hace dos años ha realizado un fuerte programa de acondicionamiento físico con las orientaciones del instructor de los Dodgers, Brandon McDaniel. "Creo en la vieja escuela, correr mucho y mantener el cuerpo en buenas condiciones. Entreno durante la temporada muerta. Hago todo eso y sigo trabajando duro durante la campaña también.

"Una vez que tengas fuerza en la zona media e inferior del cuerpo, más el tanto correr, no vas a estar adolorido. A mí me funciona".

Y sí funciona Jansen para cerrarle la puerta al contrario casi todas las noches.

"Sale y domina. Eso es lo que buscas en un cerrador", dijo el torpedero de los Dodgers, Corey Seager. "Y ha transformado su carrera sacando cuatro, cinco o seis outs. Ahí no hay nada de egoísmo. Es increíble. No bastan las palabras. "Él sale a hacer su trabajo y no se le reconoce debidamente".