Con Liván y Rentería, se recordó la gloria de los Marlins de hace 20 años

Con Liván y Rentería, se recordó la gloria de los Marlins de hace 20 años

MIAMI -- Hace casi 20 años, la frase más escuchada en el sur de la Florida fue la siguiente: "I love you, Miami!". Quien hablaba era el cubano Liván Hernández, Jugador Más Valioso tanto de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional como de la Serie Mundial de 1997, cuando los Marlins derrotaron a los Indios en uno de los Clásicos de Otoño más recordados en la historia.

El domingo en el Marlins Park, a unas cuantas millas del estadio de fútbol americano donde se vio aquel triunfo de los entonces Marlins de la Florida, Hernández, el colombiano Edgar Rentería y el miamense-cubano Alex Fernández se encontraban en el dugout del Equipo del Mundo para el Juego de las Futuras Estrellas como parte del cuerpo técnico. Del otro lado, dirigiendo el Equipo de los Estados Unidos, estaban Charles Johnson, Cliff Floyd y Al Leiter, también parte de los campeones de 1997 bajo la tutela de Jim Leyland. 

"Estoy contento", dijo Hernández, coach de pitcheo del Equipo del Mundo, que perdió el partido por 7-6. "Tuvimos el chance de ganar la primera Serie Mundial (en la quinta temporada) de una nueva franquicia. Y ahora contento con lo que estamos haciendo con los muchachos jóvenes". 

El manager del Equipo del Mundo, Edgar Rentería-quien hacía su segunda visita de alto perfil al Marlins Park en cuatro meses, ya que estuvo aquí como ejecutivo de la selección colombiana que participó en el Clásico Mundial de Béisbol en marzo-es quien dio el hit de oro en el undécimo inning del Juego 7 en 1997 para dejar en el terreno a Cleveland y brindarle la corona al equipo de los Marlins.

"Muy contento", dijo el colombiano, quien además de su heroísmo hace 20 años con los Peces, fue Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del 2010 vistiendo el uniforme de los Gigantes de San Francisco. "Tenemos corto tiempo de vernos, porque cada uno vive en diferentes partes, pero cuando nos reunimos recordamos los éxitos". 

Los Marlins volvieron a ganarlo todo en el 2003, edición de la Florida representada el domingo por el dominicano Luis Castillo, quien fungió como coach de la banca del Equipo del Mundo.

Pero fue en 1997, cuando la magia de Hernández, Rentería, el dominicano Moisés Alou y un sinnúmero más de protagonistas se bañaron de gloria, que los Marlins se hicieron un nombre por vez primera. Y el domingo fue un momento para celebrar eso en Miami.

"Siempre nos acordamos de lo que hicimos y lo que logramos cada uno en su carrera", afirmó Rentería. "Eso es lo más importante, la unión que tenemos ahora, para ayudar a esos muchachos".