Los Dodgers de Los Angeles parecen estar encaminados a otro año de éxitos

Los Dodgers de Los Angeles parecen estar encaminados a otro año de éxitos

LOS ÁNGELES - La pausa del Juego de Estrellas comenzará el lunes y con 58 victorias cada uno, tanto los Dodgers como los Astros llevan ritmo para ganar "paseando" sus respectivas divisiones.

Los Dodgers, que el viernes comenzaban una serie de tres juegos ante los Reales en el Dodger Stadium para ponerle fin a la primera mitad, tienen marca de 44-17 desde abril. Los Astros, por su parte, lo hacen en Toronto ante los Azulejos.

Si la segunda mitad es tan potente como la primera, ambas novenas tendrán la oportunidad de buscar el récord de 116 victorias en una temporada que implantaron los Cachorros de 1906 e igualaron los Marineros en el 2001.

"Eso ni siquiera está en nuestro radar", dijo el manager de los Dodgers, Dave Roberts. "En lo único que estamos pensando, y por Dios que ésta es la verdad, es en ganar cada juego. Lo demás se resolverá solo. No podemos controlar eso en este momento y pienso que lo que hemos venido haciendo bien hasta ahora es enfocarnos en cada día".

Los Dodgers han aprovechado lo que ha pasado esta temporada en la Liga Nacional, donde apenas cinco de 15 equipos se encuentran por encima de .500. Tres de ellos pertenecen a la División Oeste.

Al margen de los Dodgers, los Nacionales, D-backs y Rockies han ganado más de 50 juegos. Los Cerveceros, que encabezan la División Central con 48 victorias, son el otro equipo con récord positivo.

En la Liga Americana, los Astros son la única escuadra que ha ganado más de 50 compromisos, aunque hay ocho clubes con más victorias que derrotas. Houston tiene más ganados que los Medias Rojas, el club que los escolta en triunfos y que lidera la División Este con 48 triunfos.

Roberts reconoció que la forma en la que se han dado las cosas es un poco extraña.

"Lo es", asintió. "Pero pienso que en realidad uno nunca sabe qué va a pasar y obviamente tenemos un largo camino por delante. A.J. (Hinch) es uno de mis mejores amigos. Estoy emocionado por él y por los Astros. Si miras a nuestros equipos, son muy similares, en el sentido de que tenemos jugadores jóvenes, atléticos y que te pueden ganar de distintas maneras.

"Veo bien a mi equipo y él al suyo. Es interesante que los conjuntos que uno pensaba iban a estar en carrera no hayan arrancado tan bien y que haya otros que han sido una sorpresa. Pero en nuestro caso, estamos jugando buena pelota".

Hinch, el piloto de los Astros, era el gerente general asistente en los Padres cuando Roberts era coach de la banca bajo el manager Bud Black, quien ahora dirige a los Rockies.

Los Rockies y los D-backs, ahora bajo el mando de Torey Lovullo, ciertamente han sido una sorpresa. Arizona perdió 93 juegos el año pasado y Colorado 87. Ambos equipos cambiaron de dirigente y los D-backs también hicieron modificaciones drásticas en su departamento de operaciones de béisbol.

Los Gigantes y los Mets han sucumbido ante las lesiones y han jugado muy por debajo de lo que se esperaba. Por su parte, los campeones defensores de la Serie Mundial, los Cachorros, andan por debajo de .500 y recientemente cambiaron al receptor venezolano Miguel Montero debido a un problema en el clubhouse.

Los Dodgers han aprovechado esa situación, posicionándose para ganar la División Oeste de la Liga Nacional por quinto año seguido.

Tras un tibio abril en el que terminaron con récord de 14-12, los Dodgers amanecieron el viernes con ventaja de 5.5 juegos en la tabla del Oeste. Las últimas dos semanas dejaron muy claro su potencial, con barridas propinadas tanto a los D-backs como a los Rockies.

Arizona no ha ganado un título divisional, ni ha pasado a la postemporada, desde el 2011. En ese trecho, los Dodgers y los Gigantes se han repartido todas las coronas de la División Oeste. Sin embargo, Los Ángeles no ha vuelto a la Serie Mundial desde que la ganó en 1988.

El año pasado, los Dodgers ganaron 91 juegos con una maltratada rotación antes de perder contra los Cachorros en seis juegos en la Serie de Campeonato. Fue la cuarta vez desde el 2008 en la que caían en la SCLN.

El equipo de este año es mejor que el del año pasado, afirmó Roberts, aun con el primera base mexicano Adrián González lesionado.

"Yo pienso que sí", dijo Roberts. "No voy a entrar en las razones, pero creo que lo somos".

Y de la forma en la que han venido jugando, es difícil rebatirle el punto.