La victoria en Houston representó un respiro para Pineda y los Yankees

La victoria en Houston representó un respiro para Pineda y los Yankees

HOUSTON - Después de empezar la temporada regular con récord de 6-2 y efectividad de 3.32 en sus primeras 10 aperturas por los Yankees, el dominicano Michael Pineda tambaleó algo en junio, registrando 5.86 en sus siguientes cinco salidas.

El viernes, de momento parecía que continuaría la tendencia negativa, ya que el derecho permitió tres vueltas en sus primeras 4.0 entradas de su presentación contra los poderosos Astros de Houston. Sin embargo, Pineda mantuvo la calma y, luego de que Nueva York tomara la ventaja en la primera parte del sexto, Pineda mantuvo a raya a los "siderales" para lograr su primera "salida de calidad" y su primera victoria desde el 8 de junio.

"El comando de mi recta, número 1, estaba muy bueno, y siempre me mantuve atacando la zona", explicó Pineda sobre su apertura del viernes. "Eso es muy importante. Cuando el comando de la recta está, las cosas te salen mejor, ¿no?"

Ese comando de Pineda lo llevó a no regalar base por bolas alguna en 6.0 innings, en los que concedió siete hits y tres carreras (dos limpias), poniendo su récord de la temporada en 8-4, con promedio de carreras limpias de 4.05.

Ahora los Yankees llevan marca de 10-6 en las 16 aperturas del dominicano en el 2017.

Apertura sólida de Pineda vs. Astros

"Bastante bueno", describió lo hecho por Pineda el manager de los Yankees, Joe Girardi. "No pensé que su slider estuviera muy bien que digamos, pero usó su cambio de manera eficaz y pensé que su recta estuvo mejor. Su comando estuvo mejor, así que creo que eso le ayudó".

¿Y la manera en que se repuso luego de las tres vueltas de Houston, sobre todo después de los Yankees irse arriba en el juego?

"Fue algo grande lograr el cero en ese sexto inning", dijo el capataz.

Pineda pensó lo mismo.

"Esa es mi responsabilidad como pitcher", manifestó el oriundo de Yaguate. "Cuando caigo perdiendo, no puedo salirme del juego. Tengo que mantenerme en el juego ahí y tratar de darle la oportunidad a mi equipo, de que vengan de atrás. Pude hacer los ajustes y ganar el partido".

Para muchos en el Bronx, Pineda, el "grandulón" de seis pies y siete pulgas con 260 libras, ha sido un enigma. Llegó a los Yankees con mucho pedigrí al ser cambiado por los Marineros en enero del 2012 tras una buena temporada de novato, pero primero las lesiones del 2012 al 2013 y luego algo de inconsistencia del 2014 al presente han sido un tema constante con el quisqueyano.

Sin embargo, Pineda espera que una victoria de esta índole contra un equipo de la talla de los Astros--equipo con el mejor récord y la mayor cantidad de jonrones en Grandes Ligas, y el total más alto de carreras anotadas en la Liga Americana-pueda darle un nuevo impulso y una nueva confianza para sus próximas presentaciones.

"Claro. Ganarle a un partido a los Astros, eso es algo que en mi corazón me siento muy orgulloso", expresó. "Eso me deja entender de que sí, de que yo tengo buen stuff (material) y que puedo pitcharle a cualquier equipo.

"Para eso estamos aquí. Ese es mi trabajo, tratar de salir y darle la oportunidad al equipo de ganar el juego".