Cachorros designan al receptor Miguel Montero para asignación

Cachorros designan al receptor Miguel Montero para asignación

WASHINGTON -- Los Cachorros de Chicago decidieron romper vínculos con Miguel Montero el miércoles, luego que el veterano receptor venezolano cargó la culpa al pitcher Jake Arrieta por permitir siete robos de base en la derrota el día previo contra los Nacionales de Washington.

Montero, quien cumplirá 34 años el 9 de julio, fue puesto en asignación, y los campeones de la Serie Mundial subieron de su sucursal de Triple-A al receptor puertorriqueño Víctor Caratini. Montero tenía promedio de .286 con cuatro jonrones y ocho impulsadas en 44 juegos.

El presidente de operaciones de béisbol Theo Epstein, el gerente general Jed Hoyer y el manager Joe Maddon deploraron las declaraciones de Montero. Chicago anda a los tumbos esta temporada, y empezó la jornada del miércoles con foja de 39-38.

"Ahora mismo, tras 77 juegos, no hemos podido despegar. No hemos podido engranar como equipo", dijo Hoyer. "Estamos tratando de tener cohesión y creo esos comentarios son contraproducentes con lo estamos buscando en este momento de la temporada.

"Fue algo simple", señaló Maddon sobre la decisión de dar de baja a Montero. "Hablé con Theo anoche. Ambos coincidimos en que era lo correcto".

Montero publicó una serie de tuits el miércoles en los que se despidió de los aficionados y la ciudad de Chicago.

"Cuando el equipo no está jugando bien, debe de tomar un camino y espero que yo pueda ser el culpable y espero que el equipo logre despegar de ahora en adelante y a mí se me pueda culpar por ello", señaló Montero.

"Fue un honor jugar para la organización de los Cachorros de Chicago", tuiteó el cátcher. "Chicago siempre estará en mi corazón".

El venezolano dijo que llamó a Arrieta para disculparse y que el derecho estaba tranquilo respecto a la situación, comprendiendo que los comentarios fueron hechos al calor del momento después de la derrota de los Cachorros por 6-1 ante los Nacionales.

"Yo aprecio a Miggy", dijo Arrieta a reporteros el miércoles.

Montero será recordado por pegar un crucial hit cerca del final del séptimo partido de la Serie Mundial que puso fin a la famosa sequía de títulos de los Cachorros en el otoño pasado. Pero las tensiones han ido en aumento desde la pretemporada con respecto a su rol en el equipo, puesto que sólo ha logrado poner fuera a uno de 31 rivales en jugadas potenciales de robo de base esta campaña, en la que ha bateado para .286 con cuatro cuadrangulares y ocho carreras remolcadas en 44 juegos.

Aun así, la mala actuación del martes fue inusualmente grave: Montero arremetió contra Arrieta al decir que los Nacionales corrieron a placer ante el derecho porque detectaron su lentitud al lanzar al plato.

Trea Turner se robó cuatro bases, Michael Taylor dos y Anthony Rendon una para imponer una marca para la franquicia de Expos de Montreal/Nacionales. Montero cometió un error de lanzamiento que generó una carrera del rival.

Luego del juego, Montero aireó su frustración al reprocharle a Arrieta que era "lento" con corredores en base.

El primera base Anthony Rizzo, en una entrevista con la radio WMVP-AM, dijo que lo dicho por Montero denotaba una falta de profesionalismo y que no eran aceptables.

"Ganamos como equipo y perdemos como equipo", afirmó Rizzo. "Cuando se empiezan a señalar a otros, creo que eso te deja como un jugador egoísta. No estoy de acuerdo. Creo que tenemos a otro receptor que saca a todo el mundo que intenta robar".

Ese receptor es otro venezolano: el titular Willson Contreras, quien ha sacado el out en 16 de los 31 intentos de robo esta temporada.