Félix Hernández lució en su regreso a la lomita después de dos meses

Félix Hernández lució en su regreso a la lomita después de dos meses

SEATTLE -- Félix Hernández estaba algo nervioso por volver al montículo con Seattle tras casi dos meses de ausencia. Terminó lanzando en plan grande para conseguir un triunfo histórico.

Desde luego, el ataque de los Marineros se cercioró de darle al as venezolano toda la tranquilidad que necesitaba.

"Yo me estaba volviendo loco cuando estaba en la lista de los lesionados. Pero sabía que iba a volver", dijo Hernández, afectado por un problema de rigidez muscular en su hombro de lanzar, dolencia que se complicó con una bursitis.

El "Rey Félix" lanzó seis episodios en forma destacada, durante su primera apertura desde abril. Mike Zunino, Ben Gamel y Kyle Seager los respaldaron con sendos jonrones y los Marineros aplastaron el viernes 13-3 a los Astros de Houston.

Un día después de rebasar la marca de .500 por primera vez en la temporada, los Marineros siguieron en franca mejoría durante junio. Cosecharon su sexta victoria consecutiva gracias a un ataque que vapuleó al abridor Joe Musgrove (4-7).

Y Hernández no se amedrentó ante el equipo que ostenta la mejor foja en las Grandes Ligas.

"Es una alineación que sí da un poco de miedo", indicó el derecho de Valencia, quien de paso se convirtió en el venezolano con más victorias en las Grandes Ligas. Llegó a 157, rebasando a su buen amigo Freddy García, quien militó también en los Marineros y conquistó la Serie Mundial de 2005 con los Medias Blancas de Chicago.

Hernández (3-2) no tuvo precisamente una actuación perfecta. Tampoco la necesitó, al recibir un enorme respaldo de la ofensiva, que no ha sido la norma durante su carrera.

En su primer encuentro desde el 25 de abril, Hernández permitió un par de jonrones solitarios, a su compatriota José Altuve y a Alex Bregman. Sin embargo, entregó apenas un boleto y salió del único predicamento en que se metió.

Houston tenía corredores en las esquinas con un out, cuando Hernández ponchó al cubano Yuli Gurriel, antes de retirar a Bregman con un elevado.

Hernández repartió ocho ponches. El mexicano Yovani Gallardo se acreditó el salvamento, al resolver las últimas tres entradas, en su primera aparición como relevista desde 2007.