El abridor de Cachorros tuvo que modificar su uniforme en la lomita

El abridor de Cachorros tuvo que modificar su uniforme en la lomita

Los Piratas recibieron el viernes a los Cachorros para su celebración del "Juego de la Herencia de las Ligas Negras", lo que para fortuna de todos exhibió fantásticos uniformes retro. Y mucho antes de que los campeones anotaran seis carreras en el noveno episodio que los guió a la victoria, los uniformes ofrecieron un momento interesante.

Pittsburgh vistió los uniformes de los Grises de Homestead, mientras que Chicago eligió rendirle homenaje a los Gigantes de Leland -- el primer equipo afroamericano en jugar contra los Cachorros en 1909.

El uniforme de los Cachorros venía con camisas manga largas para vestir debajo de los jerseys. Lo que presentó un inconveniente para los lanzadores porque según las reglas de las Grandes Ligas, los serpentineros no pueden llevar blanco en sus mangas mientras están sobre la lomita debido a que les impide a los bateadores ver bien la bola.

Por eso, cuando el abridor de Chicago, Eddie Butler, se subió al montículo para el cierre del primer episodio, el derecho inmediatamente tuvo que pedir unas tijeras:

Cubs cut sleeves on throwbacks

Butler conocía muy bien la regla y estaba listo para la improvisada sesión de sastrería.

"No me sorprendió para nada", dijo Butler. "El árbitro del plato me dijo después de mis tiros de calentamiento que no podía seguir con las mangas blancas. Tratamos de tener un momento divertido y sabíamos que no iba durar mucho. Pero al menos lo intentamos".