Martín Maldonado se hace sentir en la receptoría de los Angelinos

Martín Maldonado se hace sentir en la receptoría de los Angelinos

DETROIT -- Ante un potente lineup de los Tigres que bateaba .348 con 12 jonrones en sus cinco juegos anteriores, el derecho de los Angelinos, Alex Meyer, impuso una marca personal con nueve ponches en camino a la mejor actuación de su corta carrera.  

Pero detrás del plato - y quizás entre bastidores - se encontraba el puertorriqueño Martín Maldonado, quien se ha ganado el respeto y la confianza del cuerpo de lanzadores de los Angelinos en su primera campaña como receptor titular en Grandes Ligas.

"Cuando un cátcher tiene esa pasión, cuando el pitcher siente que ese receptor está tan metido en el juego como él, se va creando ese factor clave de confianza", expresó el timonel de los Angelinos, Mike Scioscia, dos veces convocado al Juego de Estrellas como careta de Grandes Ligas. "Y cuando tienes la capacidad de tomar decisiones firmes como receptor, haces que tu lanzador también las tome". 

Con la ayuda de Maldonado, Meyer mantuvo a los bateadores de los Tigres fuera de ritmo a lo largo de seis innings, con una mezcla de curvas en nudillo y rectas que superaban las 95 millas por hora. Meyer dijo que previo a su salida, analizó cuidadosamente la forma en que atacaría a los toleteros de Detroit, un equipo al que enfrentaba por segunda vez en menos de un mes. Cuando Meyer comenzó a rechazar los pitcheos que Maldonado le pedía, en ocasiones el boricua insistía en la misma señal que había comunicado en un principio.

"Me pedía que lanzara el mismo pitcheo que yo le había rechazado", recordó Meyer. "Y él estaba en lo correcto".

Maldonado's run-scoring double

Maldonado batea .264 esta temporada, el quinto mejor promedio entre los receptores de Grandes Ligas con al menos 150 turnos al bate. El boricua ha mantenido ese mismo nivel de con el madero desde su año de novato en el 2012, pero su ofensiva no es su mayor virtud para el equipo. Ni tampoco lo es su enfoque.

"Creo que lo que nos impresiona más acerca de Martín es la manera en la que se entrega de lleno al plan de juego y a la ejecución de los pitcheos", destacó Scioscia. "Prefiere concentrarse en tratar de recibir una blanqueada que en conectar par de jonrones".

Seleccionado por los Angelinos en las últimas rondas del draft del 2004, Maldonado firmó con los Cerveceros como agente libre en el 2007 y debutó en la Gran carpa en el 2011. Ahí pasó cinco años como suplente de Jonathan Lucroy, antes de que los Angelinos lo adquirieran de nuevo en diciembre en un canje que envió al cátcher Jett Bandy a Milwaukee.

Maldonado ya ha visto acción en 51 juegos este año, y va en camino a superar su marca personal de 79 encuentros que logró hace dos campañas.

"Ahora está recibiendo la oportunidad y estamos bien contentos con lo que ha hecho", externó Scioscia. "Esperamos que siga creciendo, ya que ésta es una gran oportunidad para Martín de convertirse en ese receptor que pueda ver acción en por lo menos 120 juegos para nosotros".