CarGo "lamenta" su batazo de 480 pies de distancia que se fue de foul

CarGo

Una simple línea de cal y un tubo amarillo separan el terreno bueno del territorio de foul; un hit de otro de un strike; un descomunal jonrón de un batazo que nadie recordará al día siguiente. Tal como lo demostró el cañonero venezolano Carlos González el miércoles en la victoria de sus Rockies sobre los Indios, en ocasiones no es justo marcar dichas diferencias.

Bateando en el cierre del quinto episodio, González castigó un lanzamiento de Nick Goody. El jardinero dejó caer su bate y vio la trayectoria de la bola. Casi todos giraron su mirada hacia arriba.

Desafortunadamente, la pelota acarició los cielos y cayó por las gradas del último nivel del Coors Field y se fue de foul por unos metros. Con todo y que la bola caminó 480 pies -- 12 pies más que el jonrón de mayor distancia de CarGo -- el toletero tuvo volver a la caja de bateo con la cuenta todavía en 1-2.

Al final González se ponchó, pero de todas maneras hubo un punto brillante en esta historia: El aficionado que realizó la gran atrapada en las alturas del Coors Field. 

Manny Randhawa de MLB.com platicó con González acerca del tablazo:

"Probablemente fue el batazo de foul más doloroso que he dado", dijo toletero. "He conectado jonrones que han llegado al tercer nivel del estadio y cuando mandas una bola así de lejos, quieres salir recompensado. Esperaba que al menos hubiera resultado en un doble".