Christian Vázquez se afianza en la receptoría de los Medias Rojas

Christian Vázquez se afianza en la receptoría de los Medias Rojas

NUEVA YORK - Después de dos años de tropezones y problemas de salud, Christian Vázquez parece estarse afianzando como receptor titular de los Medias Rojas. Y el boricua no solamente sigue aportado la defensa de lujo por la que tanto se le ha elogiado, sino que también ha sido una revelación con el bate.

Luego de disputar 55 partidos por los Patirrojos en el 2014, su primera temporada en Grandes Ligas, Vázquez se perfilaba como el cátcher titular de Boston para la campaña del 2015. Pero el oriundo de Bayamón tuvo que someterse a una cirugía Tommy John en el codo derecho en abril de ese año y perdió toda la temporada.

Vázquez volvió a la acción en el 2016, pero bateó apenas .227 en 57 compromisos por el equipo grande y pasó los meses de julio y agosto en Triple-A Pawtucket. Ante su ausencia, el venezolano Sandy León se adueñó del rol de receptor titular.

Esta temporada, Vázquez parece haberle dado vuelta a la hoja. Entre los cátchers con un mínimo de 100 visitas al plato, se encuentra en el primer lugar de la Liga Americana y en el tercer lugar de Grandes Ligas con promedio de bateo de .330. Gracias a dicha producción, Vázquez se ha ido ganando más tiempo de juego. Ya ha disputado 31 partidos esta temporada, incluyendo 27 como titular.

"Uno aprende de los cantazos en la vida", dijo Vázquez. "El año pasado fue un año de experiencia para mí, para aprender a jugar con la lesión. Tenía muchas cosas en la mente. Es difícil venir de una operación, perder un año completo y hacer el trabajo. Pero se hizo lo que se pudo y aquí estamos, gracias a Dios".

El martes, Vázquez, de 26 años de edad, vio terminada una racha de ocho partidos seguidos con hit en la victoria de los Medias Rojas por 5-4 sobre los Yankees en Nueva York. En ese tramo, bateó .406.

­­­­Vázquez, producto del Puerto Rico Baseball Academy en la ciudad de Gurabo en la Isla del Encanto, siempre se ha destacado a la hora de cuadrar los pitcheos, bloquear la bola y hacer tiros a la segunda base. De hecho, entre los receptores activos que han disputado un mínimo de 100 partidos como ligamayoristas, el puertorriqueño se encuentra en el segundo lugar detrás de su compatriota Yadier Molina con un porcentaje de corredores atrapados de 40.8% (de 71-29). Pero su producción ofensiva ha sido una grata sorpresa, dado que previo a esta campaña bateaba .233 en la Gran Carpa .

El coach de bateo de los Medias Rojas, Chili Davis, atribuye el buen momento de Vázquez con el madero a un mejor conocimiento de sus capacidades y limitaciones como bateador. El instructor también señala que Vázquez ha adoptado una buena estrategia con dos strikes, ya que encabeza la Liga Americana con promedio de .328 en dicha situación.

"El año pasado regresó y me parece que trató de generar un poco más de poder", dijo Davis acerca de Vázquez, quien ha remolcado 11 carreras en lo que va de la campaña pero no se ha volado la cerca. "Creo que llegó a en­­tender que no va a tener tanto éxito siendo ese tipo de bateador. Entonces, cambió un poco su forma de afrontar las cosas con la idea de batear más líneas y se ha mantenido así desde los entrenamientos.

"Su rutina ha sido la misma todos los días. Su enfoque ha sido muy bueno. Tiene muy buen enfoque antes de los dos strikes y con dos strikes. Por eso, está bateando la bola por todo el terreno. ¿Qué importa que no conecte un montón de jonrones?"

Davis considera que Vázquez es capaz de ser élite no solamente con el guante, sino también con el madero.

"Siempre y cuando siga haciendo las cosas como las viene haciendo, creo que terminará la temporada sabiéndose capaz de batear .300 o mejor en Grandes Ligas", dijo Davis. "Aun si está un poco por debajo de .300, sería una campaña excepcional para un receptor de su calibre que maneja a los pitchers, tira y comanda el juego como él lo hace".

Todo eso es muy alentador tanto para el jugador como para el equipo, especialmente porque a Vázquez no le quedan opciones de liga menor. Por lo tanto, de ser removido del roster del equipo grande, tendría que ser designado para asignación.

El manager de los Medias Rojas, John Farrell, señala que la mejoría de Vázquez ha sido un estímulo para la ofensiva del equipo.

"El año pasado enfrentó el reto de volver a ser un jugador de tiempo completo y pulir algunas cosas en cuanto a la ofensiva se refiere", dijo Farrell acerca de Vázquez. "Lo ha conseguido. Creo que al final de la temporada pasada, las cosas comenzaron a salirle bien. Fue muy productivo en los entrenamientos y con lo que está haciendo con el bate ahora mismo, ha sido un aliento para la parte baja de nuestro lineup. Él y Sandy se han combinado para ser un dúo productivo".

De su parte, Vázquez se alegra de estar aportando al bate, pero afirma que su trabajo detrás del plato sigue siendo su prioridad.

"Eso fue lo que me trajo aquí a Grandes Ligas, la defensa", dijo Vázquez. "Me siento bien contento de que los pitchers hagan su trabajo y que ganen el juego, que es lo más importante. Yo prefiero catchear bien y ganar el juego que dar cuatro hits y perder".