Edinson Vólquez le dedicó su no-hitter a Yordano Ventura y José Fernández

Edinson Vólquez le dedicó su no-hitter a Yordano Ventura y José Fernández

Tras haber logrado su primer juego sin hit ni carrera, el lanzador dominicano de los Marlins, Edinson Vólquez, habló de sus ex compañeros fallecidos - su compatriota Yordano Ventura y el cubano José Fernández. El derecho confesó que extraña a ambos y que estaba seguro que los ex lanzadores lo estaban viendo desde arriba y que de alguna forma lo ayudaron a lograr la hazaña.

De esta manera, Vólquez le hizo saber a las familias de los extintos peloteros que su recuerdo sigue vivo, que el béisbol aún llora su partida.

En ocasiones, un día mágico como éste parece casi predestinado. Las cosas pasan por algo. Vólquez lanzó su primer no-hitter la tarde del sábado en el sur de la Florida en la victoria 3-0 sobre los D-backs.

Vólquez estuvo a punto de salir del juego tras apenas tres lanzamientos, luego de una colisión con Rey Fuentes, el primer bate de Arizona, al cubrir la inicial, cayendo mal con su tobillo.

"Creí que me había roto el tobillo", bromeó Vólquez.

El dominicano publicó una foto de él y Ventura en su cuenta de Instagram antes de subir a la loma en el Marlins Park. Nos recordó que Ventura habría cumplido 26 años de edad el sábado y que todavía lo extraña mucho y siempre lo lleva en su mente.

Ambos fueron compañeros de equipo con los Reales y ambos ganaron la Serie Mundial en el 2015, y quedó devastado cuando Ventura falleció en un accidente automovilístico en su natal República Dominicana en enero pasado.

"Significa mucho para mí", declaró Vólquez. "Éramos muy unidos. Su partida me dolió bastante. Y lograr lo que logré hoy, es bien especial para mí porque este juego se lo dediqué a él. Fue uno de esos días en el que despiertas y realmente no sabes lo que va a pasar. Cuando menos piensas, ya lanzaste un no-hitter.

Lo mismo dijo para Fernández. Vólquez y el ex lanzador cubano nunca fueron compañeros de equipo, pero el dominicano pasa por el casillero de José cada día en el clubhouse. Los compañeros de Fernández decidieron mantener el casillero intacto para siempre tener a su ex compañero y amigo presente. El cubano falleció en septiembre pasado durante un accidente marítimo en el Sur de la Florida. Tenía apenas 24 años de edad. 

Esta iba a ser una temporada bien especial para Fernández porque, con Miami siendo la sede del Juego de Estrellas el 12 de julio, el cubano habría sido el anfitrión informal para la región entera. Sí, así de popular era el cubano.

"Todo mundo amaba a José", destacó Vólquez. "También le dedico este juego a él. Aprecio mucho todo lo que él hizo aquí, y la gente lo quería mucho. Me siento bendecido de haber lanzado un juego sin hit ni carrera en su propia lomita".

Cuando hayan pasado varios años, Vólquez podría recordar este momento y decidir que la lesión en su tobillo realmente lo ayudó a conseguir la hazaña. Porque se vio limitado en sus movimientos, quizás se vio obligado a regresar a lo básico y se enfocó en la mecánica de lanzar y confió en su material de una manera en la que usualmente no lo hace.