Yankees concluyen "Hope Week" celebrando a un niño inspirador

Yankees concluyen

NUEVA YORK -- Puede que no exista una experiencia por excelencia de Nueva York, que una tarde soleada en Central Park. Para concluir el noveno capítulo de la "Hope Week", los Yankees visitaron esos alrededores exuberantes el viernes para reconocer a Tyler Cashman, de 14 años de edad, el fundador de "Points for Pain".

Chris Carter, Aaron Hicks, Matt Holliday, Bryan Mitchell, Austin Romine y Chasen Shreve se unieron a Cashman y su familia para remar en el lago, hacer carreras de botes de control remoto y disfrutar de un picnic en el césped. Los Yankees le hicieron una donación de US$ 10,000 a la Fundación U.S. Pain.

"Creo que cada vez que encuentras causas que se deben dar a conocer más, y ver personas que son bien dados de ellos mismos y su tiempo, es realmente genial", mencionó Holliday. "Los Yankees aprovechan la oportunidad para promover o hacer conocer estas cosas. Es una gran forma de utilizar su plataforma. Creo que es algo que la familia Steinbrenner tiene mucho orgullo de realizar".

A Cashman le dijeron que iba a realizar un viaje para ver la obra "Aladdin" en Broadway, y pareció asombrado cuando vio a los Yankees caminar hacia los muelles de Loeb Boathhouse en Central Park.

Mientras Cashman, Hicks y Shreve pasaron tiempo dialogando y mirando tortugas en el lago, el lado competitivo de los jugadores salió a relucir, cuando Mitchell y Romine hicieron una carrera de botes de control remoto y salpicaron de agua el bote de Cashman. Los jugadores también jugaron un poco de fútbol americano antes de que vistieran gorras de marinero en el Conservatorio.

"Me gusta Broadway, pero esto es 10 veces más divertido", expresó Cashman. "Es realmente increíble, de saber que lo que estoy haciendo se está dando a conocer, inclusive en los Yankees. Creo que es increíble".

Cashman fue inspirado para ayudar a otras personas que viven con dolor crónico como su madre, Casey, quien ha estado viviendo con distrofia simpática refleja (RSD, por sus siglas en inglés) desde un procedimiento al que fue sometida en el 2008 en su pie derecho. Es caracterizado por un dolor severo que quema, cambios patológicos en los huesos y la piel y sensibilidad extrema al tocar.

Tyler, un niño de séptimo grado, usó su posición de manager del equipo de básquetbol de niñas en Old Turnpike School en Tewksbury, Nueva Jersey, para iniciar un programa en donde los fanáticos pueden donar basado en los puntos que anote el equipo. Además, hace presentaciones públicas, donde entrega revistas y pulseras.

"Tyler es uno de los hombres jóvenes más extraordinarios e inspirador que conozco", indicó Casey Cashman. "Él solo se preocupa por los demás antes que por el mismo. Es realmente por lo que se caracteriza. Sus palabras siempre han sido, 'No puedo quitar su dolor, pero quiero hacer lo que este a mi alcance para ayudarlos y crear conciencia".

Los fondos recaudados por la iniciativa "Points for Pain" van directo al Programa "Warriors Pediatric Pain" de la Fundación U.S. Pain, el cual le permite a los niños que viven con dolor crónico asistir a un campamento de verano de dos semanas - "Center for Courageous Kids" - en Kentucky. Hasta el momento, Cashman ha recaudado más de US$ 25,000.

"Al escuchar sus historias, me hacen sentir mal y triste por ellos", dijo Cashman. "Quiero hacer algo para ayudar".

El trabajo que ha realizado Cashman ha inspirado a otros, incluyendo a Derek Kilpatrick, de 11 años de edad, de Queens, N.Y., quien organizó una caminata en su escuela, JHS 194, para honrar a su hermano, Tyler, quien vive con la condición de dolor crónico. La familia Kilpatrick también participó de la "Hope Week" el viernes.

"Mi esperanza es de seguir regando la voz", expresó Cashman. "Eso es lo más importante, para que las personas conozcan. Algunos de los niños no se sienten aceptados. Quiero asegurarme de que se sientan aceptados y entendidos".