Los D-backs deben ganar en gira si pretenden contender

Los D-backs deben ganar en gira si pretenden contender

MILWAUKEE -- De los 48 juegos que han disputado esta temporada, los D-backs han ganado 29 de ellos, una cifra que ha superado por mucho las expectativas hasta ahora.

Con marca de 29-19 tras barrer la serie de tres encuentros en contra de los Medias Blancas el miércoles en el Chase Field, los D-backs se encuentran 10 juegos por encima de los .500 por primera vez desde el final de la campaña del 2011. Y los fanáticos de los D-backs saben lo que pasó esa temporada. Su club ganó el banderín del Oeste de la Liga Nacional.

Los próximos 25 juegos del 2017 podrían determinar si los D-backs serán contendientes o pretendientes. De esos 25 compromisos 19 son de visitantes, donde Arizona promedia apenas 3.6 carreras por juego y tiene récord de 8-11. En contraste, los D-backs han dominado en casa y tienen marca de 21-8, con un promedio de seis carreras por encuentro.

Los D-backs arrancan una larga gira de 11 partidos en 11 días por Milwaukee, Pittsburgh y Miami - comenzando la noche del jueves en contra de los Cerveceros - viniendo de ganar ocho de sus últimos nueve compromisos. 

"Sé que nuestro récord en gira no es perfecto", admitió el manager novato, Torey Lovullo, tras la barrida de tres juegos el miércoles. "Pero creo que los muchachos deben resistirse a hacer algo diferente a lo que han hecho en lo que va de la temporada. La gira que arrancamos es larga. Vamos a jugar como lo hemos estado haciendo, y veremos en qué posición nos encontramos para cuando regresemos a casa el 5 de junio".

La forma en que los D-backs han venido jugando fuera de casa, obviamente, ha contrastado con su desempeño en casa. Cabe destacar que cuatro de las ocho victorias que han conseguido en gira llegaron en San Diego en contra de un equipo de los Padres que tiene un porcentaje de victorias de .340, el peor en Grandes Ligas, y que se encuentra a 14 juegos del primer lugar en el Oeste de la Liga Nacional. 

La actual gira de 11 juegos podría ser una prueba de fuego para los D-backs para demostrar si van en serio o no esta campaña.

"Realmente no tengo una respuesta clara", dijo Chris Owings en cuanto al pobre desempeño del equipo fuera de casa. "Sólo tratamos de saltar al terreno y ganar cada partido que jugamos, ya sea en casa o en gira. Entonces no sé qué esté pasando, siempre jugamos a ganar".

Uno de los principales problemas de los D-backs en gira ha sido la ofensiva, departamento en el que ocupan el 26to lugar entre los 30 clubes con un promedio de bateo colectivo de .223, 28vo con 20 jonrones, y en el sótano con 69 carreras anotadas y 65 empujadas.

Lovullo cree que 48 juegos es una muestra suficiente para percibir que podría haber un problema. Pero el timonel confía en que sus pupilos serán capaces de resolverlo.  

"Siento que necesitamos desempeñarnos mejor, y creo que podemos desempeñarnos mejor", externó Lovullo. "Si ustedes me preguntan si vamos a lograrlo, mi respuesta será un sí".

El capataz dijo que cuando observó detenidamente el calendario de la temporada regular durante los entrenamientos primaverales, vio la estadía en casa en contra de los Gigantes e Indios como una oportunidad de comenzar la temporada con el pie derecho. Los D-backs respondieron llevándose seis de siete compromisos. 

"Creo que esta gira va a ser una gran prueba para nosotros, tendremos que salir y competir al tú por tú con nuestros rivales. Debemos mostrar nuestro espíritu de lucha y hacer nuestro trabajo".