¿Serán los Rockies una realidad en la Liga Nacional esta temporada?

¿Serán los Rockies una realidad en la Liga Nacional esta temporada?

DENVER - Los Rockies andan sentados en lo más alto de la División Oeste de la Liga Nacional, después de haber comenzado la temporada con 23 victorias en sus primeros 37 juegos, el mejor arranque en la historia de la franquicia. La interrogante ahora es si este equipo es de verdad.

Pues he aquí un pequeño consejo: no desestimen a los Rockies. Puede que no hayan ganado un título divisional en sus primeros 24 años de existencia, que hayan terminado una temporada con récord positivo en apenas siete ocasiones y que hayan ganado más de 83 juegos en sólo dos oportunidades. Pero éstos no son los clásicos Rockies del pasado, cuando la única manera de sobrevivir era dar más batazos que el contrario y los baches ofensivos prolongados siempre ponían al equipo en problemas.

No, éste es un equipo que ha construido el éxito alrededor de una rotación que es la más joven de Grandes Ligas. Después de que Jeff Hoffman hizo su debut en 2017 con una apertura de calidad el jueves, los Rockies tienen récord de 14-5 en juegos iniciados por uno de los cuatro novatos que tienen en el roster.

Aquí otros datos para considerar sobre estos Rockies: Tienen marca de 14-8 contra equipos que estuvieron el año pasado pasada en la postemporada. Ahora tienen cuatro de siete triunfos ante los Dodgers, vigentes campeones de la División Oeste, y marca de 6-1 contra unos Gigantes que han ganado tres de las últimas siete Serie Mundiales.

Aunque cayeron por 6-2 ante los Dodgers el viernes, el día anterior, los Rockies dieron signos de que la ofensiva podría estar cerca de explotar. Y el venezolano Carlos González se ha hecho sentir, por fin. El veterano llegó a trabajar el sábado con promedio de bateo de .208 y 11 empujadas, pero en sus últimos dos juegos ha dejado ver destellos del bateador que ha ganado dos Bates de Plata y ha sido convocado tres veces al Juego de Estrellas.

Lanzadores de las Grandes Ligas, considérense advertidos.

"Yo puedo cargar con este equipo", dijo González con seriedad, sin ningún rastro de soberbia.

González dice eso porque tiene un historial que demuestra lo que es capaz de hacer. Es un bateador de .289 de por vida, aunque esta temporada haya bajado de tercero en el lineup a cuarto y finalmente al sexto puesto.

González bateó .174 en sus primeros 19 juegos como cuarto bate. La historia, sin embargo, está del lado de González. Tanto física y, más importante aún, mentalmente.

"Lo que digan los números hasta ahora no importa", dijo González. "Estamos en el primer lugar. Eso es lo que importa en este juego".

Pero y ese promedio y…

"No estoy preocupado", dijo. "Yo sé lo que puedo hacer".