Una nueva camada de cañoneros domina la tabla de jonrones hasta ahora

Una nueva camada de cañoneros domina la tabla de jonrones hasta ahora

Si le dan un vistazo a la tabla de los líderes en jonrones de esta temporada, no van a encontrar los mismos nombres de siempre. Por el contrario, un refrescante grupo de cañoneros jóvenes se está haciendo sentir en este primer mes y medio de la campaña del 2017.

Nueve jugadores han conectado al menos 11 cuadrangulares esta temporada, incluyendo a Freddie Freeman de los Bravos (12), más Giancarlo Stanton y el dominicano Marcell Ozuna, ambos de los Marlins (11 cada uno). Los otros seis se destacan por todo lo que han avanzado de un año a otro, bien sea porque sean jóvenes abriéndose paso o veteranos que han logrado hacer cruciales ajustes en su juego.

Aaron Judge de los Yankees, Eric Thames con los Cerveceros, Ryan Zimmerman en los Nacionales, Mark Reynolds de los Rockies, el cubano Yonder Alonso de los Atléticos y Joey Gallo de los Ranges se combinaron para batear 41 jonrones en el 2016. Y con menos de un cuarto de temporada jugada en el 2017, ya tienen 73 bambinazos entre todos.

Aquí un vistazo a lo mucho que ha mejorado cada uno:

Judge
Jonrones en el 2017: 13
Jonrones en el 2016: Cuatro en 27 juegos

Qué cambió: Haber recibido la oportunidad de jugar es importante, pero eso no cuenta la historia completa. Sí, Judge pasó gran parte del 2016 en Triple-A Scranton/Wilkes-Barre, pero durante el poquito tiempo que estuvo en Grandes Ligas con los Yankees bateó .179/.263/.345 y se ponchó en el 44% de sus visitas al plato.

Cuando mides 6'7, pesas 282 libras y eres fuerte como un roble, la fórmula es sencilla de entender, pero difícil de ejecutar. Si les haces swing a pitcheos bateables, le pegas con solidez a la bola y la levantas un poquito, la esférica viajará lejos. Esta temporada, Judge ha recortado su tasa de swings a pitcheos fuera de la zona de strike. Cuando, por el contrario, les tira a envíos buenos ha puesto la bola en juego casi el 40% de las veces, bien bien por encima del 31.4% que dejó en el 2016. Esos factores han ayudado a que le saque más jugo a su prodigioso poder.

Qué dice Statcast™: A una velocidad de 119.4 millas por hora, el cohete que mandó Judge sobre la pared del jardín central de Yankee Stadium el 28 de abril es hasta el momento el batazo más duro registrado desde que existe Statcast™, tres millas por hora más que el siguiente palazo más duro en esta temporada.

Thames
Jonrones en el 2017: 13
Jonrones en el 2016: No jugó en las Grandes Ligas

Qué cambió: Thames firmó un contrato de tres campañas con los Cerveceros durante la temporada muerta, regresando a las Mayores por primera vez desde el 2012 después de dar un montón de cuadrangulares en Corea del Sur. En sus dos estadías anteriores en las Grandes Ligas, el bateador zurdo registró .250/.296/.431 con 21 vuelacercas en 181 juegos.

Pero el viaje de Thames también mejoró su juego. Este año es uno de los bateadores que menos hace swing a pitcheos fuera de la zona (18%), casi la mitad de lo que mostró entre el 2011 y el 2012. Por otro lado, cuando le lanzan strikes, Thames tiene slugging de .950, un número en el que sólo Freeman lo supera.

Qué dice Statcast™: Thames es el único jugador este año en conectar cinco bambinazos ante envíos de 94 millas por hora o más.

Zimmerman
Jonrones en el 2017: 13
Jonrones en el 2016: 15 en 115 juegos.

Qué cambió: Golpeado por las lesiones en años recientes, Zimmerman vio su producción caer hasta el punto de dejar .642 de OPS en el 2016. Pero a la vez, la velocidad de salida promedio de sus batazos fue de 92.3 mph, una de las mejores en Grandes Ligas.

Zimmerman le está pegando aún más duro a la bola este año (93.6 mph), pero quizás lo más importante sea que ha seguido el ejemplo de Daniel Murphy y está elevando más la pelota. Con los batazos de 95 millas por hora o más, el ángulo de salida promedio de las conexiones de Zimmerman es de 14.2 grados, bien por encima del 9.4 que dejó en 2016.

Qué dice Statcast™: El bombazo de 470 pies de Zimmerman en el Nationals Park el 29 de abril es el jonrón más largo registrado en dicho estadio desde que existe Statcast™ y el tercer más largo de parte de cualquier jugador de los Nacionales en ese mismo lapso.

Reynolds
Jonrones en el 2017: 12
Jonrones en el 2016: 14 en 118 juegos.

Qué cambió: Reynolds tuvo que aceptar un contrato de ligas menores para regresar con los Rockies y después aprovechó que a Ian Desmond le partieran la mano izquierda en los entrenamientos primaverales para hacerse con la primera base. Alguna vez un clásico bateador de ésos que salía a dar jonrones o a poncharse y que en el 2009 pegó 44 jonrones y se ponchó 223 veces (récord en una temporada), Reynolds bateó .282 con los Rockies en el 2016, su tope personal, pero sin mucho poder (14 jonrones).

Este año, Reynolds está pescando menos pitcheos malos y haciendo más contacto cuando decide hacer swing. Más importante todavía, está haciendo buen contacto, como lo demuestra el hecho de que su relación de batazos con la parte gruesa del bate por cada pelota conectada ha subido del 6% al 10.5%.

Qué dice Statcast™: De 159 bateadores que habían agotado al menos 100 turnos hasta el miércoles, Reynolds tenía la mayor diferencia entre su Weighted On-Base Average (wOBA) de .457 y wOBA esperado de .359, una cifra basada en la velocidad de salida y el ángulo de salida de sus batazos. Sin embargo, ese wOBA lo ubica en un sólido escalón 40 en MLB.

Alonso
Jonrones en el 2017: 11
Jonrones en el 2016: siete en 156 juegos

Qué cambió: Alonso comenzó la temporada con 39 jonrones de por vida, 20 menos que los de cualquier otro primera base regular con al menos 2,000 visitas al plato entre el 2010 y el 2016. Pero esta temporada muerta, Alonso decidió cambiar su mecánica de bateo y su forma de encarar los turnos para buscar dar más elevados, según le dijo él mismo a FanGraphs.

Misión cumplida. Cuando Alonso hace swing está abanicando la brisa el 23% de las veces, contra 17.7% en 2016. Pero el resultado ha valido la pena, por decir lo menos, pues el ángulo de salida de sus batazos ha pasado de 10.3 a 21.6 grados, el 11mo mejor en MLB.

Qué dice Statcast™: La distancia promedio de los jonrones de Alonso también ha subido: pasó de 394 pies en los primeros dos años de la era de Statcast™ a 407 pies en el 2017.

Gallo
Jonrones en el 2017: 11
Jonrones en el 2016: uno en 17 juegos

Qué cambió: Después de pasar la mayor parte de la temporada pasada en Triple-A Round Rock -donde pegó 26 jonrones en 105 juegos- Gallo ha sido el tercera base regular de los Rangers debido a la lesión en una pierna del dominicano Adrián Beltré. A pesar de su prodigioso poder, Gallo había tenido problemas en el pasado en las Grandes Ligas, donde bateaba para .173/.281/.368 con siete jonrones y 76 ponches en 153 visitas al plato.

Bueno, Gallo sigue teniendo la tasa más alta de jonrones en las Mayores (40.9%) este año. Pero cuando les hace swing a pitcheos en la zona, los está poniendo en juego el 30% de las veces, comparado con un 21% entre 2015-2016. Y cuando hace eso, batea .434 con un slugging de 1.170, el tercero más alto en Grandes Ligas detrás de Freeman y Thames.

Qué dice Statcast™: Gallo encabeza a todos los toleteros con siete jonrones de 420 pies o más, incluyendo un palazo de 462 pies el 21 de abril en el Globe Life Park.