Con sus ponches en esta temporada, Félix ayuda a militares retirados

Con sus ponches en esta temporada, Félix ayuda a militares retirados

La noche del martes, Félix Hernández enfrentará a los Tigres en el Comerica Park de Detroit, el estadio donde el venezolano debutó en las Grandes Ligas y consiguió el primero de los 2,284 ponches de su carrera el 4 de agosto del 2005.

Esta temporada, los ponches que consiga el as de los Marineros no sólo seguirán ampliando su cuenta personal de abanicados y ayudarán a su equipo. También tendrán un impacto en la vida de otras personas.

Hernández, quien ha ponchado a 20 bateadores esta temporada, se ha unido a Chris Sale de los Medias Rojas, Jacob deGrom de los Mets, Corey Kluber de los Indios y Michael Fulmer de los Tigres para trabajar a favor de una causa benéfica.

Por cada ponche que consiga cada uno de estos lanzadores (un total de 144 hasta los momentos) en esta temporada, la marca de ropa Carhartt donará US$100 a Helmets to Hardhats, una organización sin fines de lucro que ayuda a los militares a hacer una transición exitosa a la vida de civil ofreciéndoles recursos para desarrollar una carrera en la industria de la construcción y el comercio. Carhartt donará US$25,000 adicionales a Helmets to Hardhats si entre esos cinco pitchers se excede el total de ponches del resto de las rotaciones de cinco abridores esta temporada.

"En la temporada muerta, cuando mi agente me preguntó sobre este proyecto, me puse muy contento de poder ayudar", dijo Hernández. "Significa mucho; ellos protegen el país. Me encantaría ayudar a los veteranos. Hacen algo increíble por este país y sería grandioso para mi ayudar de cualquier forma".