Tras siete años, César Valdez disfrutó en grande su regreso a Grandes Ligas

Tras siete años, César Valdez disfrutó en grande su regreso a Grandes Ligas

OAKLAND - Aunque pudo parecer insignificante su actuación cuando cayó el último out de la victoria por 9-6 de los Atléticos sobre los Marineros, la historia del abridor dominicano César Valdez no lo es.

El lanzador de 32 años regresó a las Grandes Ligas por primera vez después de siete temporadas. El derecho no se subía a un montículo en un estadio de las Mayores desde el 10 de junio del 2010 con los D-backs. Valdez dio vueltas por ligas menores con cinco organizaciones distintas-además de sus pasos por la Liga Mexicana de Béisbol y los circuitos invernales de Venezuela, Puerto Rico y su propio país--hasta que los Atléticos le ofrecieron un cambio de escenario esta semana.

En búsqueda de un abridor de emergencia para reemplazar al lesionado Kendall Graveman, Oakland llamó a Triple-A Nashville para buscar a Valdez.

"Fue un día normal para mí en Nashville", recordó Valdez la noche del jueves. "Apenas había terminado de hacer mi bullpen, estaba sentado en una silla y en eso me llamaron a la oficina del manager. Fue algo increíble.

"Durante los últimos siete años nunca pensé que se me iba a presentar la oportunidad de volver, así que fue emocionante para mi poder venir y lanzar".

Al derecho lo batearon duro en el primer inning el jueves, y también en el segundo, pero después de eso Valdez se asentó para limitar a los Marineros a tres carreras en cuatro innings. Salió del juego con 76 lanzamientos y el encuentro igualado 3-3.

"Estábamos empatados", diría después el manager de los Atléticos, Bob Melvin, "así que hizo su trabajo".

En los últimos años, las cosas no siempre fueron fáciles para Valdez. Perdió a su padre en febrero del 2015 y desde entonces "usé esa fuerza para guiarme y seguir adelante", afirmó."Eso me ha ayudado a canalizar toda esta energía para poder llegar a este nivel. Estoy muy agradecido por esta oportunidad".

A Valdez le dieron dos hits que resultaron en una carrera en el primer inning, y el diestro permitió otros mientras luchaba con su control antes de retirar a siete de sus últimos ocho bateadores enfrentados.

"En el segundo inning estaba dejando la bola alta", dijo Valdez. "La bola estaba subiendo un poquito, pero me propuse localizar mejores mis pitcheos, ejecutar cada uno de ellos y pude superar el problema. Pienso que todos mis pitcheos empezaron a encontrar su ritmo y a romper".

"A ver, nos dio la oportunidad de ganar", dijo Rajai Davis. "Siete años. Es algo impresionante".

Lo más probable es que Valdez sea bajado pronto, pues se espera que Graveman pierda una sola apertura, pero la oportunidad ha servido para que el veterano, quien fue firmado a un contrato de ligas menores durante la temporada muerta, tome un nuevo impulso.

"Quiero darle las gracias a la organización de Oakland por darme esta oportunidad. Yo seguiré preparándome por si se presenta de nuevo", dijo el Jugador Más Valioso de la serie final de la Liga Dominicana en el 2016-17, con el uniforme de los Tigres del Licey. "Quiero ser capaz de dar lo mejor de mí y hacer todo lo que pueda. Fue una victoria emocionante y un momento feliz para mí.

"Sea lo que sea que se me pida hacer ahora, estoy listo para ello".