José "Cafecito" Martínez aprovecha su tan anhelada oportunidad en G.L.

José

SAN LUIS - Desde que José "Cafecito" Martínez hizo su tan esperado debut en Grandes Ligas con los Cardenales en septiembre pasado, el venezolano no ha dejado de aprovechar esa oportunidad que le ha brindado la organización de San Luis.

En 12 juegos con el equipo grande en la recta final del 2016, Martínez se fue de 16-7 (.438), actuación seguida por otra buena temporada en Venezuela con los Tiburones de La Guaira (promedio de .310 con OPS de .835 en 54 partidos).

En la Liga de la Toronja con los Cardenales este año, Martínez brilló tanto con el madero-.380, cuatro jonrones, 15 empujadas-que superó a Tommy Pham por el puesto de jardinero suplente en el equipo grande de San Luis.

Y por supuesto, como bateador emergente por poco da jonrón de oro el domingo en la Noche Inaugural de los Cardenales contra los Cachorros. En vez de volar la cerca, el batazo fue doble y, más adelante en aquella novena entrada, Martínez anotó la carrera de la victoria para deleitar al público en el Busch Stadium.

"Ese va a ser uno de los momentos más especiales de mi carrera", dijo Martínez, de 28 años de edad y quien negoció una base por bolas como emergente el martes en la novena entrada vs. Chicago. "Estar ahí frente a todos esos Hall of Famers (inmortales del Salón de la Fama, invitados por los Cardenales para el Día Inaugural) y toda esta afición que quiere tanto a este uniforme; creo que es algo bastante especial".

Como es de conocimiento de muchos, Martínez tuvo que esperar mucho tiempo para que le llegara ese momento. Con 10 años en liga menor antes de pisar por fin un terreno de Grandes Ligas la temporada pasada, el hijo del ex ligamayorista Carlos "Café" Martínez enfrentó todo tipo de obstáculos en los circuitos minoritarios de los Medias Blancas, Orioles, Bravos y Reales.v Quizás lo más difícil fue batear .384 en el 2015 en Triple-A, un récord de la Liga de la Costa del Pacífico, y no recibir la llamada de Kansas City para subir en septiembre de dicho año.

"Antes de llegar aquí, tuve algunos días muy difíciles; estaba casi fuera de pelota", afirmó Martínez. "Lo que tuve que hacer fue concentrarme más y estar pensando siempre que sí podía hacerlo. Gracias a Dios, los Cardenales me han dado esta oportunidad y voy a tratar de que no se arrepienten".

Hasta ahora no ha sido así. Puesto en asignación por los Reales y luego cambiado por Kansas City a los San Luis en mayo del 2016, Martínez ha hecho lo necesario para hacerse sentir en los Cardenales.

"Qué gran historia", dijo el manager de San Luis, Mike Matheny, acerca de la trayectoria del oriundo de La Guaira. "Este muchacho ama el juego. Tiene que ser así para que alguien aguante lo que él ha pasado.

"Es uno de esos casos en que siempre les decimos a nuestros jugadores en la organización: 'Sigan jugando el juego'. Es un muchacho talentoso. Muchas de esas lesiones normales y contratiempos hubieran sacado del juego a muchos. Cuando ves la clase de primavera que tuvo, que ganó el título de bateo en Triple-A y de cualquier forma no recibía la oportunidad, es increíble".

Martínez recuerda bien todo el sacrificio que lo ha llevado hasta este punto.

"Todas las cosas que hice para estar aquí, el trabajo duro y tratar de mantenerme siempre positivo, están dando frutos", manifestó el Jugador Más Valioso de la Serie del Caribe 2016 en Santo Domingo. "Yo digo que lo importante es seguir así, seguir trabajando, seguir aprendiendo de muchas personas en este clubhouse y ayudar al equipo en lo que sea.

"La concentración ha sido bastante grande, el enfoque y el estar positivo diariamente".

DECIDIDO A SEGUIR ARRIBA
Una cosa es llegar a Grandes Ligas después de tanto tiempo. Otra cosa, como dicen muchos, es quedarse. Esa es la meta de Martínez ahora mismo.

"Ser consistente", dijo el guardabosque acerca de su estrategia para lograrla. "Venir aquí con un plan de trabajo diariamente, estar concentrado en cualquier situación que se presente y dejar que todo pase como tiene que pasar, ni más ni menos. Ni ponerle más de lo que tengo que poner ni menos de lo que tengo que poner. Mantenerme en un mismo nivel y concentrado".

Agregó Matheny: "Realiza turnos de Grandes Ligas en cada oportunidad. Es buen compañero, ama el juego y hará lo que se le pida que haga. Ha cumplido en todos esos sentidos y mucho más".

CON EL NOMBRE DE SU FAMILIA EN ALTO
Viniendo de una familia de tantos peloteros, como el caso de su fallecido papá-quien jugara siete temporadas en Grandes Ligas y cuya figura se recuerda por siempre en los Tiburones en Venezuela-José sabe la responsabilidad que lleva en el diamante. De hecho, luego de su doble y carrera anotada del domingo, recibió en su teléfono un video de sus familiares celebrando la hazaña y la victoria.

"Casi todos hemos estado en el béisbol y esto viene de muchas raíces, de mucho tiempo atrás", dijo Martínez, cuyo hermano Teodoro y tío Rómulo también han vestido uniformes profesionales de béisbol, sobre todo en Venezuela. "Siempre allá desde Venezuela nos apoyan y los fanáticos siempre están pendientes de nosotros".