La firma de Edwin Encarnación ya les rindió dividendos a los Indios

La firma de Edwin Encarnación ya les rindió dividendos a los Indios

ARLINGTON - Después de que la bola volara la cerca del jardín izquierdo, lo cual calló al público en el Globe Life Park el lunes, Edwin Encarnación levantó al brazo derecho y dio su singular vuelta por las bases. Con un solo swing, el dominicano demostró por qué viste el uniforme de los Indios.

"Para eso lo adquirimos", dijo el manager de Cleveland, Terry Francona, luego de la victoria de su equipo por 8-5 sobre los Rangers el lunes.

Durante el invierno, los Indios le otorgaron a Encarnación el mayor contrato la historia de la franquicia en la agencia libre, garantizándole al toletero US$60 millones por tres temporadas. En su debut con la Tribu, Encarnación se encontró en su nuevo hogar-el cuarto puesto en el orden de bateo. En el octavo inning, el veterano causó la clase de impacto que visualizó Cleveland cuando salió de su habitual zona de confort económica para procurar sus servicios.

Con un out en aquella octava entrada, Encarnación conectó un lanzamiento de Matt Bush en conteo de 1-2. Según Statcast™, el batazo salió del bate del quisqueyano con una velocidad de 107 millas por hora y tuvo una distancia de 422 pies.

Pero lo más importante fue que el cuadrangular empató el partido a cinco carreras por bando.

"Es una buena sensación", expresó Francona. "Se notaba que él tenía una sola cosa en mente y la hizo. Es buen bateador.

"Esperamos que haya muchos más".

Después del vuelacercas de Encarnación, los Indios anotaron tres carreras más para derrotar a Texas. El nuevo primera base/bateador designado de la Tribu terminó el juego yéndose de 5-2 con dos anotadas, pero su batazo en el octavo fue lo más importante.

"Simplemente trataba de mantenerme por el medio del terreno (con la vista), para poder reconocer el pitcheo rompiente", dijo Encarnación. "(Bush) no estaba tirando muchos".

Esa mentalidad rindió dividendos.

"Quería hundir (el lanzamiento), que picara", afirmó Bush. "Lo tiré demasiado por el medio del plato".

A través de los años, Encarnación ha castigado muchos lanzamientos así.

Del 2012 al 2016, Encarnación dio 193 jonrones (la mayor cantidad en Grandes Ligas entre los bateadores derechos) y empujó 550 carreras (segundo en las Mayores, detrás del venezolano Miguel Cabrera). El dominicano es el único ligamayorista con al menos 30 cuadrangulares en cada una de las últimas cinco temporadas antes del 2017. En el 2016, compartió el liderato de la Liga Americana en impulsadas con 127, la mayor cantidad en su carrera.

En el verano del 2016, la gerencia de Cleveland demostró que iba en serio en su esfuerzo por aprovechar su oportunidad de competir al hacer un cambio con los Yankees por el relevista Andrew Miller, enviando a cuatro prospectos a Nueva York. Esa estrategia agresiva siguió durante el invierno, cuando lo que Encarnación pedía en un principio no iba acorde con el mercado libre.

Cuando el costo de firmarlo bajó a un nivel realista, los Indios no dudaron en firmarlo.

"Cuando todos nos sorprendimos un poco cuando él nos llegó", dijo Miller. "Parecía que no éramos candidatos para firmarlo. Afortunadamente, creo se dio la combinación de nuestra participación en los playoffs (del 2016) y un superávit de inicialistas (en el mercado).

"Estamos contentos de tenerlo. Y claro, (lo hecho por Encarnación el lunes) demuestra exactamente por qué".