¿Serán invencibles los Cachorros de Chicago?

¿Serán invencibles los Cachorros de Chicago?

Ningún equipo de Grandes Ligas ha podido revalidar el campeonato de la Serie Mundial desde el triplete de los Yankees de Nueva York en 1998-2000.

¿Podrán los Cachorros de Chicago quebrar ese patrón?

Luego de una agónica sequía de 108 años sin coronarse, los Cachorros van por más. Revalidar el título es el primer paso en erigirse como una dinastía del béisbol de las Grandes Ligas.

Regresan con uno de los equipos más completos en ofensiva, defensa y pitcheo. Kris Bryant --el reinante Jugador Más Valioso-- y Anthony Rizzo encabezan el ataque; podrán contar desde el vamos con el excepcional swing zurdo de Kyle Schwarber; Jon Lester y Jaker Arrieta comandan una de las mejores rotaciones de las mayores; y el bullpen ha sido renovado con el cerrador Wade Davis y el relevista Koji Uehara.

Para repetir como campeones, algo que los Cachorros no hacen desde 1908, el reto es mantener los pies sobre la tierra.

Bajo esa premisa, el manager Joe Maddon ahora predica las bondades de la humildad.

"Nuestro norte es la humildad. Por lo demás nada cambia, todo sigue siendo lo mismo", dijo Maddon. "En cuanto 'a lo mismo', me refiero a los métodos... Lo que nos permitió lidiar tan con las palabras 'presión' y 'expectativas' el año pasado fue que nos mantuvimos fieles a nuestro proceso de hacer las cosas".

Algo esencial dentro de los métodos de los Cachorros son las ocurrencias irreverentes de su piloto. En plan sarcástico, al tiempo que hablaba de la importancia de la modestia, Maddon hizo llevar un Ferrari al terreno durante un entrenamiento en Arizona.

Sí, los Cachorros son los favoritos para repetir como campeones. Ni siquiera perder a Schwarber en el tercer juego de la pasada campaña les impidió ganar 103 juegos y superar por la sideral diferencia de 17 partidos y medio a San Luis, sus perseguidores inmediatos en la división Central de la Liga Nacional.

Cuentan con la versatilidad de Javier Báez para desempeñarse en diversas posiciones en caso de que otros titulares se lesionen. Aunque han tenido que soltar a varios prospectos de calidad en años recientes, Theo Epstein y los demás cerebros de la organización aún cuentan con talentos, como es el caso del jardinero dominicano Eloy Jiménez (14 jonrones y 81 impulsadas en Clase A el año pasado).

Pero nadie es invencible. Aquí cinco factores que podrían amargarles la vida:

DESGASTE DE LOS PITCHERS

Participaron de una Serie Mundial que culminó la madrugada del 2 noviembre, y en el año previo alcanzaron la serie de campeonato del Viejo Circuito. Al combinar la temporada regular y la postemporada en los últimos dos cursos, Lester y Arrieta suman 468 innings lanzados. Kyle Hendricks, líder de efectividad en 2016, suma 403. John Lackey acumula 429, ya que tiró con los Cardenales en los playoffs de 2015. Lester, Arrieta y Lackey son treintañeros.

Otro dato: cinco de sus abridores alcanzaron las 29 aperturas el año pasado. El único que no sigue es Jason Hammel, quien firmó con Kansas City.

EL BATE DE HEYWARD

Luego de firmar un contrato de 180 millones de dólares, Jason Heyward fue un auténtico desastre ofensivo (con apenas siete jonrones y slugging de .325), aunque ganó un Guante de Oro por su defensa en el jardín derecho y también se le reconoce por el discurso que sirvió para motivarles en el séptimo juego contra Cleveland en la Serie Mundial, cuando estuvo interrumpido por lluvia en extra innings.

Heyward ha trabajado en pulir su swing durante la primavera, hacerlo más básico para elevar la bola.

SCHWARBER EN EL JARDÍN IZQUIERDO

La posición natural de Schwarber es la receptoría, pero ahí está tapado por Willson Contreras. Cuando pudo reaparecer para la Serie Mundial, le emplearon exclusivamente como bateador designado o emergente.

Ahora vuelve al jardín izquierdo. ¿Cómo se rompió la rodilla? En una colisión con su compañero Dexter Fowler. Su dedicación al trabajo es total, pero su habilidad defensiva suscita dudas.

¿QUIÉN REEMPLAZA A FOWLER EN EL CENTRAL?

Los Cachorros dejaron partir a Fowler, su primer bate, en la agencia libre, y acabó firmando con los Cardenales. El nuevo titular será Alberto Almora y también adquirieron al veterano Jon Jay como alternativa cuando enfrenten a pitchers derechos.

Almora se perfila como un excelente defensor, pero su aporte ofensivo estaría lejos de la producción de Fowler.

BULLPEN

Tampoco quisieron retener a Aroldis Chapman, el cerrador cubano que adquirieron para los últimos dos meses de 2016 en un canje con los Yanquis. Como solución, completaron un canje con Kansas City por Davis a cambio del jardinero Jorge Soler.

Davis acumuló 47 salvados con 1.18 de efectividad en sus últimas tres temporadas con los Reales, pero el año pasado acabó dos veces en la lista de incapacitados por una dolencia en el antebrazo derecho.