Geovany Soto aporta su liderazgo como veterano en los White Sox

Geovany Soto aporta su liderazgo como veterano en los White Sox

GLENDALE, Arizona - Las raíces de Geovany Soto, el mentor de los receptores de los White Sox en la actualidad tomó forma hace 12 años, cuando el cátcher puertorriqueño-quien sería Novato del Año de la Liga Nacional en el 2008-aprendió bajo la tutela del venezolano Henry Blanco.

"Eso fue muy importante en mis éxitos", dijo Soto. "Él me ayudó muchísimo. Yo era joven y no sabía qué esperar en las Grandes Ligas. Él me ayudó a progresar.

"No era fácil en en el norte de Chicago, jugando de día (en el Wrigley Field). (Lo hecho por Blanco) fue muy importante en mi carrera. Quiero ser como él y ayudar a los jóvenes, porque fue muy especial para mí. Quiero devolverle el favor al mundo del béisbol.

"Nos ponemos mucha presión para rendir", continuó Soto. "Mi trabajo es quitarles esa presión y ayudarlos a disfrutar esto, mantener todo suelto".

Soto se encuentra en su segunda estadía con los White Sox, luego de batear .219 con nueve jonrones y 21 empujadas con el equipo en el 2015. El bateador derecho compartirá tiempo de juego con el venezolano Omar Narváez. Además, Kevan Smith se hizo sentir en la receptoría durante la pretemporada.

Dichos cátchers, junto a Zack Collins-el prospecto número 6 de los White Sox y rececptor del futuro del equipo-se han beneficiado de la sabiduría de Soto. A sus 34 años de edad, el boricua cumple el papel que era de Blanco la década pasada en el norte de Chicago.

"No me ofendo por eso. Al contrario, he sido bendecido al estar en el juego por tanto tiempo y estoy orgulloso de eso", expresó Soto. "Soy el jugador de más edad ayudando a los jóvenes a superar lo que me ayudó Henry Blanco a dominar. Uno se siente muy agradecido con Henry Blanco y estoy tratando de hacer lo mismo.

"El cuerpo técnico aquí es maravilloso y todos están dispuestos a trabajar con uno en todo. Me siento bendecido con la oportunidad que me han dado y estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario con cualquier lanzador y receptor, y un poquito más".

La mayor prioridad para Soto será enfocarse en los pitchers.

"Siempre he dicho que soy cátcher primero y luego un jugador de posición", manifestó Soto. "Para mí el orgullo es ser receptor y lograr que los lanzadores se sobrepongan en juegos difíciles. Para mí, lo demás es un extra".

El manager de Chicago, Rick Rentería, valora lo que aporta Soto en el equipo.

"Ha sido bueno contar con alguien con esa experiencia", dijo Rentería. "Obviamente, ha podido hacer esas cosas en su carrera y básicamente traer todo eso en términos prácticos para todos nosotros".