Erick Aybar se preocupa por ayudar a los jóvenes en Padres

Erick Aybar se preocupa por ayudar a los jóvenes en Padres

PEORIA, Arizona - El dominicano Erick Aybar está luchando por un puesto.

El veterano campocorto se encuentra enfrascado en una competencia por el rol de titular en esa posición con el venezolano Luis Sardiñas. Y dado lo apretado que se encuentra el roster de San Diego ahora mismo, el perdedor de esa batalla quedaría fuera de la lista de 25 peloteros que se dará a conocer la próxima semana.

Para su crédito, sin embargo, Aybar no ha dejado de lado su papel como veterano en una ofensiva de los Padres que cuenta con muchos jóvenes. El quisqueyano ha dedicado buena parte de su tiempo trabajando con Sardiñas y con el panameño Allen Córdoba - los dos infielders que podrían dejarlo fuera del roster esta primavera.

"Realmente no se trata de pensar solamente en la competencia entre nosotros", declaro Aybar, quien el miércoles produjo una carrera en la derrota de su equipo por 6-2. "Sólo voy a hacer lo que he hecho durante toda mi carrera. Somos un equipo aquí. Voy a ayudar a los muchachos, hablare con ellos y seré la persona que siempre he sido y no pensare en el hecho de que estoy compitiendo por un puesto. Eso tiene que estar fuera de mi cabeza".

Aybar planea dejar que su desempeño en el terreno de juego hable por él. Hasta el cierre de la jornada del miércoles, el dominicano era el shortstop que más había impresionado a la ofensiva, con promedio de .293. En la defensa, Aybar fue uno de los mejores campocortos del juego por media década. Pero en los últimos años su juego ha ido en declive.

Durante el receso de temporada, Aybar se sometió a una cirugía de hernia deportiva y ha dicho que eso le ha ayudado a recuperar su movilidad.

"Siempre que no puedas estar al 100%, va a afectarte en tu desempeño", externó Aybar. "Lo que me sucedió el año pasado es que no me sentí cómodo yendo hacia los lados y reamente no podía reaccionar con rapidez, ya sea atacando los batazos o moviéndome lateramente. Ahora, siento que ya puedo hacer todas esas cosas".

A sus 33 años de edad, Aybar jamás será considerado como el campocorto del futuro en los Padres. Pero el quisqueyano podría tener un papel clave con el núcleo joven de la organización. El año pasado, los Padres también experimentaron con la veteranía del shortstop cubano Alexei Ramírez. Pero las cosas no salieron bien.

Antes de que los Padres firmaran a Aybar, el manager Andy Green habló con varias personas en la organización de los Angelinos, y todos ellos hablaron bastante bien acerca de las cualidades de liderazgo que posee Aybar.

"Los coaches lo quieren mucho, los jugadores ni se diga, y es fácil ver por qué", destacó Green. "Su mente trabaja bastante bien en el terreno de juego. No le cuesta invertir en otras personas, y sabe divertirse mientras juega. El muchacho tiene muchas cualidades".

Por su parte, el ex compañero de Aybar con los Angelinos y ahora con los Padres, Jered Weaver, dijo: "Va a ayudar mucho a los jóvenes del equipo. Es un tipo inteligente sobre el terreno. Es uno de esos jugadores que ya están un paso adelantados a la jugada antes de que ésta suceda. Su experiencia es bien importante y es uno de los mejores compañeros que yo haya tenido".