México pretende enredar el Grupo D con una victoria ante Venezuela

México pretende enredar el Grupo D con una victoria ante Venezuela

GUADALAJARA - México perdió sus dos primeros juegos del Grupo de la Muerte, pero aún tiene la posibilidad de avanzar a la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol. Y espera aprovecharla plenamente.

México sale al diamante de los Charros de Jalisco con la esperanza de derrotar a Venezuela para producir un empate por el segundo puesto en la tabla de posiciones para definir el acompañante de Puerto Rico a la segunda fase del certamen a jugarse en San Diego.

En contraste, si México cae el domingo en Guadalajara, no solamente se quedaría fuera 0-3 del certamen del 2017 sino que tendría que disputar una ronda eliminatoria si aspira a jugar en el Clásico Mundial del 2021.
 

"Los resultados de esos dos primeros juegos no fueron satisfactorios para nosotros, pero si ganamos nos ponemos en la posición de jugar por el pase el lunes", señaló el inicialista de México, Adrián "El Titán" González. "El carreraje de los equipos involucrados está a nuestro favor".

González, que hizo un gran esfuerzo para recuperarse físicamente con miras a representar el Jersey Tricolor en Guadalajara, no las ha tenido todas consigo a la ofensiva, pero el veterano que tiene promedio global de .290 en las Grandes Ligas mantiene la esperanza de aportar a la novena mexicana.

"Sigo trabajando duro con la finalidad de mejorar mi swing", manifestó González.

Su hermano, el dirigente Edgar González, enfatizó que su equipo saldrá a darlo todo en el diamante con la finalidad de seguir en el fragor de la batalla.

"Sé que todavía estamos vivos, si Puerto Rico le gana a Italia -en el primer partido de la jornada dominical- y [si se impone México a Venezuela] estaríamos adentro para un cuarto juego por el desempate", comentó Édgar González.

En otras palabras, si Puerto Rico se va invicto 3-0, Italia, México y Venezuela pudieran cerrar igualados 1-2 por el segundo puesto, a menos que la novena sudamericana triunfe en el cierre de la jornada dominical.

 

Caer en los dos primeros juegos en casa no ha sido fácil para México, cuyo manager ha sido cuestionado, tal vez injustamente, por mantener a su hermano en la alineación.

"Mi hermano no ha agarrado su ritmo, pero lo va agarrar, lo conozco, es tremendo pelotero y va a salir adelante cuando lo necesitemos", puntualizó González. "Ha pegado 308 jonrones en las Grandes Ligas, es un bateador de .300 con mas de mil impulsadas en las Ligas Mayores.

"Si te vas a morir, si vas a perder, será con tu mejor equipo, con los caballos que ya tienes allí, no con experimentos", defendió el otrora pelotero de Grandes Ligas. "Y mi hermano está completamente sano".

Para el encuentro crucial ante Venezuela, México cuenta con una excelente carta en la lomita, ya que dispondrá de los servicios de Luis Mendoza, con experiencia de 90 juegos en las Grandes Ligas -56 como abridor- con los Rangers de Texas y los Reales de Kansas City.