Cumplieron en Miami como verdaderos ases Julio Teherán y José Quintana

Cumplieron en Miami como verdaderos ases Julio Teherán y José Quintana

MIAMI - Desde que Julio Teherán y José Quintana anunciaron su intención de integrar la selección colombiana hace ya varios meses, todo el mundo vio el dúo de ases como la clave de las aspiraciones de su país en lo que ha sido su debut en el Clásico Mundial de Béisbol.

Con Quintana como abridor ante los Estados Unidos el viernes y Teherán el sábado vs. Canadá, los colombianos contaron con un excelente pitcheo abridor en ambas ocasiones.

Quintana, zurdo de los Medias Blancas de Chicago, permitió una sola carrera en 5.2 entradas el viernes, saliendo sin decisión en lo que al final fue una derrota de Colombia en entradas extras contra los Estados Unidos. Y el sábado, Teherán, derecho de los Bravos de Atlanta, se repuso de un tambaleante inicio para dejar en una sola vuelta a los canadienses en cinco innings y adjudicarse la victoria.

En total, Teherán y Quintana se combinaron para lanzar 10.2 capítulos, en los que concedieron tres hits y dos carreras. Poncharon a siete bateadores al otorgar apenas dos bases por bolas entre ambos.

"La presentación de ambos ha sido impresionante", dijo el manager del equipo colombiano, Luis Urueta.

El dominio cada uno fue similar, pero con cronologías diferentes. El viernes, Quintana no permitió hit alguno hasta que había dos outs en el sexto episodio, mientras que el sábado el único daño que le hizo Canadá a Teherán fue en el mismo primer capítulo.

Luego de permitir dos hits y la única carrera del partido a los canadienses, Teherán se acomodó, hasta el punto de retirar a los últimos 13 bateadores que enfrentó.

"Julio tuvo dificultades en el primer inning; no se sentía cómodo y el comando no estaba ahí", comentó Urueta. "Hizo los ajustes que se necesitan sobre todo en esta atmósfera y este escenario, que se necesita ser fuerte mentalmente como profesional".

Teherán hizo un total de 61 pitcheos-a cuatro del límite reglamentario de 65 para esta primera ronda-de los cuales 36 fueron strikes.

"Empezó a tener mejor comando de sus pitcheos y utilizó sus pitcheos como lo tenía que hacer", expresó Urueta. "Lo que hizo fue una gran hazaña".