Un Puerto Rico crecido va por su segundo triunfo del Clásico

Un Puerto Rico crecido va por su segundo triunfo del Clásico

GUADALAJARA - Ni en lo más recóndito de su mente veía Edwin Rodríguez la posibilidad de que Puerto Rico pudiera noquear a Venezuela en el primer juego para ambas novenas en el Clásico Mundial de Béisbol, pero el dirigente boricua sabe que ese fue un solo resultado y que su equipo no puede bajar la guardia ante México.

"Para ser sincero, yo ni siquiera me lo imaginaba, 11-0 con una alineación tan potente como la de Venezuela y con un Félix Hernández en la lomita hubiera sido bien difícil de imaginar", manifestó Rodríguez del primer triunfo de los subcampeones del Clásico Mundial del 2013.

Puerto Rico juega el sábado su segundo encuentro en el Clásico del 2017 con el promisorio Jorge López en la lomita frente a un cuadro anfitrión al que le urge ganar porque de lo contrario sus posibilidades de avanzar sufrirían un golpe casi insuperable.

"El ánimo está por las nubes, pero hemos establecido nuestra filosofía del juego y para el torneo de que tenemos que tomar un partido a la vez", precisó Rodríguez. "Lo disfrutamos, pero tendremos otro contrincante que es de mucho cuidado.

"No nos sentimos favoritos", precisó Rodríguez. "La competencia nos mantiene con mucho cuidado con cada uno de los rivales. México, con una buena alineación que cuenta con un Adrián González es un contrincante de mucho cuidado. Tiene buen pitcheo. Tuvieron un mal dia, pero estoy seguro de que van a venir bien enfocados y listos en busca de la victoria".

El elenco de la Isla del Encanto tiene muy buenos lanzadores jóvenes y utilizará para sus siguientes dos encuentros a los promisorios López y José Berríos, de las organizaciones de los Cerveceros de Milwaukee y Mellizos de Minnesota, respectivamente.

"Sabemos que contamos con muy buenos brazos, los mejores que ha tenido Puerto Rico en todas las ediciones del Clásico, con un denominador común que es [el estelar receptor] Yadier Molina", comparó el otrora dirigente de los Marlins. "Necesitamos pasar la página de la victoria y enfocarnos en lo que nos vamos a encontrar el sábado".

De apenas 24 años de edad, López, de Cayey, Puerto Rico, es conceptuado como uno de los mejores brazos jóvenes de la organización de Milwaukee, capaz de ganar 22 juegos entre la Clase 'A' fuerte y la Doble 'A' en las temporadas 2014-15.

"Yo voy a seguir con el plan que tenga Yadier, estamos listos para eso", adelantó López. "Es increíble, increible [la forma como está la moral y la confianza de Puerto Rico luego de su primer triunfo], es lo mismo que como estoy seguro se sienten todos los puertorriqueños".

Que disponga Rodríguez de una confianza tan alta en un serpentinero tan joven tiene que ser algo que inspire al joven López.

"La confianza está, solamente es hacer los pitcheos uno por uno, bateador por bateador, out por out", expresó López. "Vamos a seguir jugando duro a la pelota. Me siento bien chévere de intervenir en esta competencia. Nos sentimos bien contentos, pero hay que seguir trabajando bien duro".