Ferviente deseo de ganar, la clave para la selección italiana

Ferviente deseo de ganar, la clave para la selección italiana

GUADALAJARA - Cuando se habla de química en el béisbol, lo primero que viene a la mente es la perfecta armonía que puede existir dentro de un equipo que le permite funcionar de la mejor manera posible.

No es raro que la excelente química comience con un buen dirigente que sepa mantener el funcionamiento ideal de sus piezas.

En el caso de la sorprendente novena de Italia en el Clásico Mundial de Béisbol, la buena armonía que existe nace en buena parte de su dirigente, Marco Mazzieri, que ha estado al frente de ese timón desde el 2007.

"No solamente para mi, sino para muchas personas, Marco es un amigo dentro y fuera del diamante", elogió el receptor venezolano de Italia, Francisco Cervelli. "Aunque el Clásico se juegue cada cuatro años, eso no importa porque siempre nos habla, viene a visitarnos. "Tengo una estupenda relación con él y también la hay entre nuestras familias", agregó Cervelli. "Por eso todos estamos aquí. Me encanta el hecho de que todos tratamos de unirnos para que se multiplique el interés por la pelota en Italia, para que algún día en el futuro no sea considerada la más débil de un Campeonato".

Al comenzar el Grupo de la Muerte del Clásico Mundial de Béisbol, Italia sí era conceptuada como la Cenicienta, pero su tremenda victoria por 10-9 sobre México acentuará posiblemente el interés de Venezuela y Puerto Rico por no descuidarse en los juegos subsiguientes.

Italia se mide a Venezuela el sábado y aunque no será remotamente favorita para vencer a la poderosa novena sudamericana eso no quiere decir que sus peloteros saldrán con la cabeza gacha. Todo lo contrario.

"Eso es bueno [que conceptúen a Italia como débil], porque de esa manera no se prepararán tan bien frente a nosotros", manifestó el primera base Chris Colabello, que como Cervelli tiene experiencia en Las Mayores. "Nos enfrentamos a los mejores peloteros del mundo. No podemos esconder eso. Pero venimos a jugar pelota".

Un triunfo de Italia sobre Venezuela colocaría a la "azzurra" a un paso de la segunda ronda del Clásico Mundial y significaría una de las sorpresas más grandes en la historia del evento.

"Por alguna razón, cada vez que gana Italia es una enorme sorpresa", expresó Mazzieri. "Ha sido de esa manera por ocho años.

"Los únicos que no se sorprenden son estos peloteros [los de Italia], porque juegan para ganar", manifestó Mazzieri. "Lo hacen así en cada pitcheo. A veces lo logramos, a veces no, pero siempre lo intentan y lo demostraron en el primer juego".

Esa misma disposición tenaz es la que llevará Italia al diamante al cantarse la voz de Play Ball frente a Venezuela.

"Cuando tu ganas un juego como ese, te hace sentirte bien contigo mismo", analizó Mazzieri. del triunfo frente a México. "Aún cuando el partido no tuviera ese desenlace en la pizarra, creo que peleamos, dimos la batalla y vamos a tener la misma actitud frente a Venezuela".