El campo corto es un puesto de lujo para Holanda en el Clásico

El campo corto es un puesto de lujo para Holanda en el Clásico

SEÚL, Corea del Sur -- Si hay una posición en la que a Holanda le sobra talento, es en el campo corto. Y dos estrellas de la División Este de la Liga Americana no tienen ninguna intención de dejar que eso pase por debajo de la mesa.

"Tenemos varios muchachos que son buenos; todos somos iguales", dijo el torpedero de los Medias Rojas y oriundo de Aruba, Xander Bogaerts, quien jugará en la tercera base durante el venidero torneo y quien también fue parte de la selección holandesa que terminó en el cuarto puesto durante el Clásico Mundial de Béisbol del 2013.

El campocorto de los Yankees, el curazoleño Didi Gregorius-- quien jugará en su primer Clásico--secundó las palabras de Bogaerts.

"Todos los muchachos que ves son los mejores shortstops del juego; todos están poniendo números", dijo Gregorius. "No hay comparaciones. Aquí todos son buenos".

Holanda debutará contra Corea del Sur el martes y aunque a Gregorius le gusta la forma en que se ha armado el equipo, la competencia no será fácil con los coreanos, China Taipéi (Taiwán) e Israel, que hará su debut en el torneo.

"Vamos a dar lo mejor de nosotros cada día. Todos saben que todo el mundo tiene un buen equipo, porque todos están representado a su país", dijo Gregorius. "Tenemos que jugar buena pelota para poder ganar".

El viernes, en su primer partido de preparación en el Gocheok Sky Dome, los holandeses apalearon 11-1 al equipo del Ejército Coreano. El curazoleño Andrelton Simmons, el torpedero de los Angelinos, jugó como bateador designado, Bogaerts en tercera (de 3-0 con boleto y anotada) y Gregorius en el campo corto (de 5-1 con boleto y anotada).

"Vamos a turnarnos", dijo Gregorius. "No hay nada de malo en eso. Yo no tengo problema. Aquí todo el mundo es bueno, así que todos harán su trabajo".

Mientras que Simmons tiene un par de premios Guante de Oro y la mejor fama defensiva entre los tres, Bogaerts es el mejor bateador. El de Boston ha conseguido dos veces el Bate de Plata.

¿Pero quién es entonces el mejor torpedero de los tres, tomando en cuenta bateo y fildeo?

Gregorius y Bogaerts han sido amigos desde la adolescencia y ahora son rivales de división. No pudieron ponerse de acuerdo, y Bogaerts se limitó a decir diplomáticamente que "a la hora de batear, diría que todos nosotros".

"Yo diría que todos", añadió Gregorius. "Cada uno está haciéndolo lo mejor que puede para su equipo".