Han brillado estrellas en ascenso en los primeros tres Clásicos Mundiales

Han brillado estrellas en ascenso en los primeros tres Clásicos Mundiales

El Clásico Mundial de Béisbol que se avecina proveerá una oportunidad para ver a jugadores talentosos de todo el mundo desplegar sus habilidades en un emocionante torneo de 16 equipos.

El evento junta a algunos de los mejores jugadores de la actualidad - más de 60 estrellas estarán participando - al igual que otros que podrían desarrollarse como estelares en los próximos años:

Ese ha sido el caso en los últilmos tres Clásicos, así que para prepararnos para el torneo de este año, presentamos 10 momentos en los cuales las estrellas han brillado durante el Clásico:

10. El cuadrangular descomunal de Abreu
Como integrante de la selección cubana en el Clásico del 2013, José Abreu estaba a menos de ocho meses de firmar con los Medias Blancas, lo cual preparó la mesa para su galardón de Novato del Ano de la Liga Americana al año siguiente. El inicialista demostró su habilidad ofensiva al disparar tres jonrones en seis partidos, incluyendo un Grand Slam contra China en la primera ronda. En la victoria de Cuba por 12-0, el toletero se fue de 5-2 con un doble y cinco remolcadas.

9. La impresión de Maeda
En el 2013, Kenta Maeda se encontraba en el medio de su carrera como as del equipo Hiroshima Carp de la Liga Central de Japón. Aunque fue tres años antes de su año estelar de novato con los Dodgers, el diestro expuso su talento que más adelante lo llevaría a Grandes Ligas. Luego de permitir un imparable en cinco innings en blanco en la primera apertura de la primera ronda contra China, Maeda igualó esos números en la segunda ronda ante Holanda. El abridor no otorgó boleto alguno y utilizó un amplio repertorio de lanzamientos para abanicar a nueve bateadores y ayudar a que el conjunto japonés avanzara a las semifinales en San Francisco, California con una victoria por 16-4.

8. Gusto en conocerte, Yu
Cuando Japón inició el Clásico del 2009 como campeón defensor, fue con Yu Darvish, de 22 años de edad en ese entonces, en la lomita. El diestro ya era un as en su país en ese momento y puso un gran espectáculo en el escenario internacional, lanzando cuatro innings sin hit ni carrera con tres ponches en una victoria por 4-0 sobre China. Tres años después, Darvish llegó a Grandes Ligas con los Rangers.

7. Un gusto también conocer a Yo
En el mismo torneo del 2009 también se destacaron algunas futuras estrellas de Cuba. En una victoria por 5-4 sobre Australia en la primera ronda, un jardinero dinámico de 24 años de edad de nombre Yoenis Céspedes se fue de 4-2 con un doble y un cuadrangular en camino a registrar OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.480 en seis partidos. El bate de Céspedes apoyó al abridor Aroldis Chapman, quien cedió una carrera y abanicó a siete jugadores en cuatro entradas de labor. Chapman llegó al bullpen de los Rojojs el año siguiente, mientras que Céspedes se unió a los Atléticos en el 2012.

6. Big Papi y Beltré llevaron bates de poder
El Clásico Mundial de Béisbol fue un experimento en el 2006 y en el partido inaugural, la República Dominicana y Venezuela crearon un argumento sólido a favor del evento. En un partido iniciado por Bartolo Colón (R.D.) y Johan Santana (Venezuela), la escuadra dominicana se repuso de un cuadrangular del venezolano Miguel Cabrera para conseguir una victoria por 11-5 sobre la selección vinotinto. David Ortiz y Adrián Beltré cargaron con su equipo al empalmar un par de jonrones. Además, Beltré remolcó cinco carreras. Ambos se volaron la cerca en un noveno inning de cinco anotaciones.

5. Drama holandés
En la segunda ronda del Clásico del 2013, Holanda enfadó a Cuba no una vez, sino en dos ocasiones en un período de cuatro días para avanzar a las semifinales. Un ingrediente clave fue el campocorto Andrelton Simmons, quien había debutado en la Gran Carpa con los Bravos el año previo al torneo. Mientras el oriundo de Curazao había demostrado bastante de sus características defensivas durante el evento, produjo también en el plato. Luego de una actuación de 4-2 en su primer encuentro con Cuba, el primer bate repitió dichos números en el partido de revancha. Su cuadrangular de dos carreras con dos outs en la parte baja del octavo inning empató el marcador, preparando el escenario para que Holanda dejara en el terreno a Cuba un inning después con una victoria por 7-6.

4. Canó se abrió paso
El Clásico Mundial de Béisbol del 2009 fue decepcionante para el dominicano Robinson Canó y su equipo de la República Dominicana. Pero definitivamente, ése no fue el caso en el 2013. En una victoria por 5-4 sobre Italia para abrir la segunda ronda, Canó conectó un doble, pegó un jonrón para acercar a su equipo por dos carreras en el sexto episodio y conectó un sencillo como en el 7mo inning como parte de un racimo de tres carreras, para finalmente anotar con un sencillo productor de Nelson Cruz que les dio la ventaja a los quisqueyanos. Canó terminó el torneo bateando para .469 y se adjudicó el premio al Jugador Más Valioso del torneo tras la República Dominicana blanquear a Puerto Rico en la final y conquistar su primer campeonato en el evento.

3. El 'Capitán América' lidera a EE.UU.
Cuando Estados Unidos necesitaba dar un batazo en el Clásico del 2013, ¿quién mejor para ejecutarlo que David Wright? En el torneo del 2009, el antesalista de los Mets dejó en el terreno a Puerto Rico con un sencillo productor que le dio la victoria a EE.UU. y el pase a la ronda semifinal. Cuatro años después, en el primer duelo de la primera ronda contra Italia y viniendo de una derrota con México, Wright llegó al plato para tratar de romper un empate de 2-2 en el quinto episodio. Su Grand Slam por el jardín izquierdo del Chase Field les brindó el margen ganador a los estadounidenses por 6-2. Wright remolcó otras cinco carreras en la segunda ronda en una victoria sobre los boricuas.

2. Matsuzaka brilla
Luego de una dominante salida de Koji Uehara (siete innings en blanco) frente a Corea del Sur en las semifinales del 2006, Japón se enfrentó a Cuba en la primera final del Clásico Mundial de Béisbol. Daisuke Matsuzaka, efectuando su tercera apertura del torneo, se adjudicó su tercera victoria, abanicando a cinco bateadores mientras cedió una carrera en cuatro entradas. El diestro recibió bastante apoyo de sus compañeros, incluyendo a Ichiro Suzuki (4-2, tres carreras anotadas) en la victoria por 10-6. Un año después de que Matsuzaka fuera galardonado con el premio al Jugador Más Valioso del torneo, tuvo un año de novato productivo con los Medias Rojas.

1. Ichiro el héroe
Matsuzaka fue nombrado el JMV nuevamente en el 2009, luego de que Japón venciera a Corea del Sur por 5-3 en la final, aunque en esta ocasión Hisashi Iwakuma fue el abridor. Ichiro brilló a la ofensiva, yéndose de 6-4 con un doble en la parte alta de la alineación y respondiendo en momentos cruciales. Luego de que los coreanos anotaran en la parte baja del noveno inning ante Darvish, Ichiro llegó al plato con dos corredores en base y dos outs en la parte alta del 10mo episodio. El jardinero veterano conectó un sencillo productor de dos carreras y fue así como Japón se alzó con su segundo título consecutivo.