Jugadas defensivas para el recuerdo en la historia del Clásico Mundial

Jugadas defensivas para el recuerdo en la historia del Clásico Mundial

El Clásico Mundial de Béisbol 2017 está a la vuelta de la esquina, lo que significa que estrellas de todo el planeta pronto estarán luchando en el prestigioso torneo de 16 países.

Todo ese talento debe de ser garantía de una defensa estelar, empezando por la que pueden entregar jugadores como Nolan Arenado (Estados Unidos), Ender Inciarte (Venezuela), Francisco Lindor (Puerto Rico), Starling Marte (República Dominicana), Andrelton Simmons (Holanda) y muchos más.

Sin embargo, todos esos maestros del guante encontrarán un listón bien alto, pues las tres ediciones anteriores del Clásico han sido vitrina de una buena cantidad de joyas defensivas. A continuación, encontrarán cinco jugadas dignas de recordar ahora que nos preparamos para el torneo de este año.

5. Doble-matanza con estilo
Los dominicanos Robinson Canó y José Reyes nunca habían sido compañeros de equipo en el béisbol profesional, pero en su primer juego con la selección de su país en el Clásico Mundial del 2013 los dos jugadores del medio del cuadro ya estaban trabajando como una de esas parejas de doble-play que tienen años juntos. En el octavo inning de un juego que se llevó Dominicana por 9-3, el venezolano Marco Scutaro conectó un rodado por el medio del cuadro con un out y un corredor en primera. Canó se movió hacia su derecha, tomó la bola y en plena carrera le pasó la pelota con el guante a Reyes, quien la atrapó a mano limpia y aseguró la doble matanza con un certero tiro a primera.

4. Un robo de Reyes
Durante la primera ronda del primer Clásico Mundial de Béisbol en el 2006, el equipo de la República Dominicana estaba venciendo a Italia por 8-3 cuando Mike Piazza trató de iniciar una reacción en la novena entrada contra el dominicano Fernando Rodney. Pero Reyes, quien había sido compañero de Piazza en los Mets, tenía otra cosa en mente. Ante un rodado por el medio del diamante, el torpedero corrió hacia su izquierda, tomó la bola tirándose de cabeza, se puso de pie y tiró de manera certera a la inicial para completar el out.

3. Los pitchers también son atletas
El derecho Kazuhisa Makita, quien había pasado su carrera lanzando con los Leones de Seibú en la Liga del Pacífico de Japón, entró a lanzar en un momento apremiante durante el Clásico del 2013. En el juego de apertura de su equipo en la segunda ronda contra Taiwán, Japón empató la pizarra 3-3 en la primera parte del 9no antes de que Makita entrase a relevar. Después de un sencillo para abrir el inning, Dai-Kang Yang intentó sacrificarse con un toque, pero sacó un globito hacia el montículo. Makita reaccionó con prontitud y se lanzó de cabeza en dirección al plato, suficiente para atrapar la pelota con su guante justo antes de que tocase el suelo. El esfuerzo fue recompensando con la victoria cuando Japón anotó en la siguiente entrada.

2. ¿Quién es ese cátcher?
Cuando Holanda sorprendió a la República Dominicana con una victoria por 3-2 en el juego inaugural del Clásico Mundial de Béisbol 2009, su receptor completó una jugada crucial al sacar al veloz Willy Taveras cuando éste trató de robarse la tercera base en el 9no inning. Eso terminaría ayudando a Holanda a avanzar a la segunda ronda, donde enfrentaron a los Estados Unidos. En las primeras entradas de aquel partido, Ryan Braun conectó un sencillo y decidió probar el brazo de este desconocido jugador de liga menor de los Dodgers que estaba detrás del home. Gran error. Tras recibir un pitcheo alto, el espigado careta lanzó sin pararse un balín directo a la almohadilla para retirar a Braun. Al finalizar ese año, Kenley Jansen empezó a utilizar ese poderoso brazo para probar como pitcher. El verano siguiente ya estaba en Los Ángeles.

1. El Efecto Andrelton
Los fanáticos de Grandes Ligas vieron por primera vez la espectacular defensa Andrelton Simmons cuando el joven subió por primera vez en el 2012 y disputó 49 juegos con los Bravos. En marzo del año siguiente, Simmons mostró su arte en el Clásico. Jugando por Holanda en la segunda ronda ante Cuba, el futuro Guante de Oro demostró su extraordinario alcance y poderoso brazo en una misma jugada. Ante un elevadito al terreno corto del centro, Simmons salió corriendo y atrapó la pelota de espaldas al home antes de girar y tirar con precisión a primera para completar una doble-matanza.