Jugadores de los Mets están felices con Yoenis Céspedes

Jugadores de los Mets están felices con Yoenis Céspedes

PORT ST. LUCIE, Florida -- Cuando los Mets y el cubano Yoenis Céspedes pactaron un contrato de US$110 millones por cuatro años a fines de noviembre, los fanáticos del equipo se regocijaron con la confirmación que el toletero regresaba al Citi Field.

"Es una persona muy amigable, siempre tratable", declaró Jerry Blevins, el relevista que iniciará su quinta temporada junto a Céspedes. "Eso es inusual, que alguien con su talento tenga una personalidad tan amigable como la suya. Para alguien como él, lo más fácil sería ser hosco. Y no se lo reprocharía debido a todas las expectativas que carga encima. Lo hace con orgullo. Es un tipo divertido, y debo decir que lo conozco bien y que es un amigo".

Blevins se declara como un fanático confeso cuando habla de Céspedes, su compañero en Oakland durante tres años. Admira su poder jonronero y el cañón que tiene en el brazo.

"Se goza llegar al estadio todos los días y ver a alguien como Céspedes jugando como lo hace", destacó el relevista zurdo. "Ya sea a la ofensiva o en defensa, puedes ser testigo de una gran jugada todos los días".

El pitcher Noah Syndergaard es otro admirador de Céspedes, y siempre supo que su amigo no se iría de Nueva York.

"Es uno de mis compañeros favoritos en el equipo y es sencillamente una tremenda persona", afirmó Syndergaard. "No se le puede decir no a Nueva York".

Los Mets tenían marca de 52-50 cuando adquirieron a Céspedes de Detroit en la fecha límite de canjes en 2015, acabaron con balance de 90-72 y avanzaron a la Serie Mundial por primera vez de 2000. Se declaró agente libre y acabó firmando un nuevo pacto con Nueva York, de US$75 millones por tres años, que incluyó una cláusula que le permitía salirse del contrato mismo tras una temporada.

El equipo tenía una foja de 47-38 cuando Céspedes sufrió una lesión del cuádriceps derecho, el 8 de julio. Sin el cubano, Nueva York trastabilló con una marca de 13-23. Tras salir de la lista de lesionados, los Mets reaccionaron al ganar 27 de sus últimos 41 partidos, para terminar la campaña con balance de 87-75, clasificándose a los playoffs en temporadas consecutivas por segunda vez en la historia de la franquicia. Pero perdieron ante San Francisco en el juego de comodines de la Liga Nacional.

Luego de firmar su nuevo contrato, Céspedes no se tomó a la ligera su preparación. Empezó a ejercitarse mucho antes del comienzo de los entrenamientos primaverales, acudiendo a un gimnasio adyacente al estadio de pretemporada de los Mets.

"Dedicó todo el invierno para estar en una formidable condición física", dijo el manager de los Mets Terry Collins, resaltando que Céspedes acudía al gimnasio tres veces a la semana. "Recibía los informes y elogios de nuestros preparadores físicos, de que estaba trabajando muy fuerte. Luce excepcional".

Varios jugadores de posición se presentaron al complejo de Port St. Lucie al mismo tiempo que los lanzadores y receptores. En el camerino, Curtis Granderson y David Wright se instalaron cerca de las oficinas de los coaches. Wilmer Flores y T.J. Rivera se sentaron cerca del muro ubicado detrás de la cueva. Y Céspedes encontró casillero en la esquina que conduce hacia la cueva.

"Creo que por primera vez como pelotero de Grandes Ligas tuvo una certeza de dónde iba a jugar. No tiene que preocuparse por otras cosas", dijo Collins. "Va a estar fijo aquí. Es el número uno. Está en gran forma y confiamos que puede estar en 155 juegos".