Luego de cenar juntos, Montero y Maddon están "en la misma página"

Luego de cenar juntos, Montero y Maddon están

MESA, Arizona - Con vino tinto y ravioli, el manager Joe Maddon y el receptor Miguel Montero no hablaron sobre el pasado, sino el presente y el futuro.

Maddon, dirigente de los Cachorros, invitó a Montero a cenar el lunes y el venezolano eligió un restaurant italiano en Scottsdale. En el 2016, Montero pasó de ser el receptor titular de Chicago a ser el número 3 detrás de su compatriota Willson Contreras y David Ross.

Según el veterano, pudo expresar algunas cosas importantes el lunes durante la cena.

"Ambos queríamos hablar", reveló Montero. "Al final del día, se trata del 2017 y hemos dado vuelta a la página. Nuestra meta principal ahora es el 2017 y nos pusimos de acuerdo en eso. Básicamente, lo único que dije es, 'Sabes, quiero ser parte de esto. Quiero que confíes en mí'.

"(Dije), 'Puedo ayudar de diferentes maneras. Sé cuál es mi rol y estoy bien con eso'", continuó el cátcher. "'Lo único que quiero es ayudar al equipo. Estoy aquí para ti y puedes contar conmigo. Dame la oportunidad de ayudarte de diferentes maneras'".

Maddon venía reuniéndose de manera particular con cada uno de sus jugadores en su oficina, pero pensó que el restaurant era un mejor lugar para esta conversación. El dúo estuvo acompañado por el coach y también venezolano Henry Blanco.

"Se trató del presente y del futuro, hablando del rol que él va a tener", afirmó Maddon. "Él entiende por completo ya quiere cumplir ese papel. Es un lazo bien importante entre los instructores y (los jugadores) debido a los muchos años que lleva (en el juego)".

Montero se sintió bien después de la cena, y no sólo por el vino.

"Me acosté y amanecí bien, y probablemente él también", dijo Montero, quien puso una foto de ambos durante la cena en su cuenta de Twitter. "Somos un equipo y tenemos una meta en común. Todos estamos aquí juntos y todos queremos que el otro tenga éxito.

"Si cometo un error, el otro me apoya y si él comete un error, nosotros lo apoyaremos. Para eso estamos aquí. Quería hacerle saber a la gente que va a ser un gran año".

Montero ha fungido como mentor de Contreras y sabe que el segundo representa el futuro de la receptoría del equipo. En ese sentido, Montero no quiere causar un efecto negativo en el equipo.

"Me importa tanto el juego y el equipo", dijo Montero. "Es difícil cuando tienes eso por dentro. Nunca he sido un cáncer donde he jugado y no tengo previsto ser uno de esos jugadores".

Montero animó a Maddon a "regañarlo" de ser necesario o ponerlo a jugar contra Clayton Kershaw si quiere darle un descanso a Contreras.

Cuando llegué (el día después de la cena), me sentí de maravilla", afirmó Montero. "Puedo decir que tuve una actitud diferente con mi entrenamiento. Fue una gran sensación. Quiero divertirme y quiero disfrutar esto.

"Tenemos un equipo especial y una oportunidad legítima de ganar otro campeonato. Para hacerlo, tenemos que estar juntos todos".

Maddon estuvo de acuerdo en que la cena fue un éxito.

"Fue una buena noche para ambos", dijo el capataz.