Giancarlo Stanton busca mantenerse en salud por fin en los Marlins

Giancarlo Stanton busca mantenerse en salud por fin en los Marlins

JUPITER, Florida -- Cuando se trata de expectativas, Giancarlo Stanton no se complica mucho. Los principales objetivos del jardinero derecho de los Marlins en el 2017 son mantenerse sano y ser consistente.

Así de simple son las cosas para el tres veces convocado al Juego de Estrellas, quien todavía no ha podido completar esa temporada histórica en la que todo le salga bien. Siempre ha habido algo que se le atraviesa en el camino y termina descarrilando hasta sus años más prometedores.

En el 2014, por ejemplo, Stanton lideró a la Liga Nacional con 37 jonrones y terminó segundo en la votación para el premio al Jugador Más Valioso, pero la campaña concluyó temprano debido a aquel pelotazo que recibió en la cara en Milwaukee a mediados de septiembre. En el 2015, pegó 27 bambinazos en 74 juegos, pero una fractura en la muñeca izquierda a finales de junio lo obligó a perderse el resto de la temporada. Y el año pasado apenas pudo disputar 119 compromisos, por culpa de una rotura muscular Grado 3 en la ingle.
   
Viendo todo lo que ha salido mal en el pasado, Stanton prefiere no adelantarse mucho a las cosas cuando se trata de su objetivo principal.

"Mantenerme en el terreno", dijo el slugger. 

¿Próximo objetivo?

"No regalar turnos", dijo Stanton. "Y siempre tener un turno productivo para la ocasión. No importa cómo". 

El historial de Stanton demuestra que, cuando está sano, es un toletero demoledor. Lo demostró el domingo durante los primeros enfrentamientos entre pitchers y bateadores. Stanton bateó dos jonrones durante la práctica de bateo en vivo, uno al jardín izquierdo ante Junichi Tazawa y otro hacia la banda contraria contra Hunter Cervenka.

"Para mí, Giancarlo también ha tenido años en los que iba camino a batear .300", dijo el manager Don Mattingly. "Entonces, pienso que el talento para lograr eso está allí. No creo que tengamos que presumir que a juro va a abanicar la brisa un montón de veces, aunque quizás sea así. Pero pienso que en Giancarlo también hay la habilidad para ser un bateador de .270, .280, .290 o .300."

Listo para comenzar su octava temporada en Grandes Ligas, el jugador de 27 años todavía tiene mucho que demostrar. Ser consistente se ha convertido en algo difícil debido a las lesiones.

En el 2016, su producción disminuyó, ya que Stanton terminó con .240/.326/.489 más 27 jonrones y 74 empujadas.

Son números por debajo de sus marcas vitalicias: .266 de promedio, .356 de porcentaje de embasarse y .539 de slugging.

Pero a pesar de todos los altibajos de su carrera, la realidad es que Stanton continúa siendo un jugador capaz de causar un impacto simplemente haciendo contacto con la pelota.

Hay muy pocos bateadores con un poder similar. 

Su jonrón de 504 pies en Colorado el 16 de agosto fue el más largo que ha registrado el sistema Statcsat™ desde que está disponible. Además, el promedio de velocidad de salida de sus batazos cuando pone la bola en juego fue de 95.4 mph, la tercera más alta. El promedio en las Grandes Ligas es de 89.57 mph.

Lo importante de esa velocidad de salida es que el promedio de bateo en MLB en bolas puestas en juego a 100 o más millas por hora en el 2016 fue de .629. El promedio de Stanton, de acuerdo con Statcast™, fue de .635 (de 104-66)

"Simplemente pégale a la pelota con la parte buena del bate", dijo Stanton. "Algunas veces, sale de frente. Pero otra veces no".