Los entrenamientos de primavera traen una felicidad especial

Los entrenamientos de primavera traen una felicidad especial

Nada dice entrenamientos primaverales como la imagen del coach de los Medias Rojas, Brian Butterfield, bateando cientos de rodados a sus jugadores del cuadro. Su energía, su actitud y el amor que siente por su trabajo son legendarios y el orgullo con el que ejecuta sus labores podría servir de lección para cada uno de nosotros.

Y nada dice entrenamientos primaverales como ver a Mike Trout entrando a la caja de bateo y repartir líneas por todo el terreno con ese swing tan fluido que pareciese realizarse sin ningún esfuerzo.

Y nada dice entrenamientos primaverales como ver a Ichiro Suzuki alistándose para su 26ta temporada de béisbol profesional. Su preparación sigue siendo tan meticulosa como siempre, algo para observar y admirar.

La carrera de Ichiro se divide entre Japón (nueve temporadas) y las Grandes Ligas (16 campañas). En ambos lugares ha sobresalido. Su próximo hit será el 4,309 de por vida.

Aquí es donde comienza nuevamente toda esta historia: con cosas familiares. Con gente que admiramos. Con cosas que nos hacen recordar por qué amamos tanto este juego.

En honor a los entrenamientos primaverales del 2017, aquí les dejamos 17 cosas para emocionarnos.

1. Los Cachorros son los campeones defensores
En cada entrenamiento primaveral, después de que un equipo ha ganado la Serie Mundial, se puede sentir un orgullo grande en el complejo de ese club. Eso es especialmente cierto con este equipo, empezando por haber acabado con la espera de 108 años. Abre el apetito para buscar más.

2. La curva de Clayton Kershaw
Cuando el zurdo de los Dodgers le lanzó una curva en cuenta de una bola y dos strikes a un rival durante un juego al inicio de su carrera, el narrador Vin Scully bautizó al pitcheo como el "Enemigo Público #1". Si no es el mejor pitcheo en todo el béisbol, puede que sea el más impresionante para ver.

3. Las manos de José Altuve
Puede argumentarse que son las más rápidas del juego. Llevan su bate en un tris a la zona de bateo y el venezolano Altuve, además, tiene una habilidad asombrosa para ajustarse a la velocidad y la localización de cualquier lanzamiento. Gracias a esas manos es que el jugador de los Astros ha promediado 214 hits las últimas tres temporadas y que, a los 26 años, lleva una trayectoria de un Salón de la Fama.

4. Los Indios de Cleveland y las expectativas
Los Reales de Kansas City dijeron que en el 2015, después de perder la Serie Mundial, volvieron obsesionados por ganar. Los Indios estuvieron a un milímetro de ganarlo todo en otoño pasado. Esta vez, con varios jugadores recuperados y la llegada del dominicano Edwin Encarnación, una de las grandes contrataciones del invierno, tratarán de alcanzar la meta.

5. McKechnie Field en Bradenton, Florida
LECOM Park es el estadio más viejo de todos los entrenamientos primaverales, y a pesar de numerosas mejoras, todavía parece y tiene la vibra de un lugar en el que todo el mundo ha jugado béisbol, desde Babe Ruth hasta el puertorriqueño Roberto Clemente.

6. Buster Posey y el legado de los Gigantes
Quizás más que ningún otro miembro de los Gigantes -más que Bruce Bochy, más que Madison Bumgarner- es Posey quien personifica la tenacidad y el profesionalismo de una franquicia que ha ganado la Serie Mundial tres veces en las últimas siete campañas. Oh, y él también lleva la trayectoria de un Salón de la Fama.

7. El compromiso de Félix Hernández
El mánager de Hernández, Scott Servais, dice que su as está molesto tras una campaña 2016 por debajo de sus estándares y en la que también estuvo lesionado. Dice que El Rey Félix está decidido a demostrar que, a los 30 años, todavía tiene mucho en el tanque. El venezolano podría ser el hombre que lleve a los Marineros a la postemporada por primera vez desde el 2001.

8. Don and Charlie's en Scottsdale, Arizona
El Pink Pony era un restaurante de carne en el que la gente del béisbol se reunía a cenar y contar historias. Charlie Finley, quien fuese dueño de los Atléticos, era un comensal regular de aquel sitio. Cuando su gerente general llamó una vez al Pink Pony preguntando por él, Finley tomó el teléfono y le dijo bromeando, "¿Qué te hizo pensar que me encontrarías aquí?". En todo caso, esa distinción la tiene hora un lugar que está muy cerca, Don and Charlie's, donde la gente de béisbol -dueños, managers y ejecutivos- van noche tras noche a conversar y comer costillas.

9. Ed Smith Stadium en Sarasota, Florida
Janer Marie Smith, una brillante arquitecto y urbanista cuyo trabajo puede verse en Camden Yards, Fenway Park, Dodger Stadium y otros lugares, encabezó el rediseño de este estadio primaveral para hacerlo sentir como el hogar de los Orioles. Hizo un gran trabajo, como de costumbre.

10. Francisco Lindor, Carlos Correa, Corey Seager y el futuro del béisbol
No es sólo que sean los tres mejores campocortos del juego. No es sólo que sean unos muchachos aún: el puertorriqueño Correa y Seager tienen 22 y el también boricua Lindor 23 años. Es la energía con la que juegan y la alegría que exhiben en cada momento. Como ha dicho el Comisionado Rob Manfred, si estos muchachos y otros más como ellos son el futuro del béisbol, entonces el futuro está en buenas manos.

11. El regreso del tercera base de los Mets, David Wright
Tras enfrentar problemas en el cuello y la espalda que lo limitaron a 75 juegos entre las dos últimas temporadas, no es posible saber cómo volverá Wright. Durante gran parte de sus 13 temporadas, ha sido un gran jugador y un gran embajador del juego. Los Mets son lo suficientemente buenos como para avanzar lejos en la postemporada, y sería una gran ayuda para ellos si Wright pudiera ser parte de eso.

12. Joe Maddon y el arte de la conversación
El piloto de los Cachorros puede hablar de política, de café, vinos, literatura, bicicletas y parques nacionales. Quizás sea porque pasó 20 años en las menores como jugador, instructor y manager y ha visto el juego desde cada ángulo posible. Esa puede ser la razón por la cual Maddon es tan bueno al momento de crear el ambiente correcto y mandar el mensaje adecuado. En todo caso, estar alrededor suyo es una de las mejores cosas de la temporada.

13. Salt River Fields y la modernización de los entrenamientos
Nunca ha habido nada parecido a este complejo ubicado en Scottsdale, Arizona, que sirve como sede para los Rockies y los D-backs. Tiene un fantástico techo de acero, espaciosos pasillos y una vista perfecta. Detrás de los jardines hay unos clubhouses fantásticos, salas de pesas y cafeterías. Desde el momento en el cual abrió sus puertas en el 2011, se convirtió en el ejemplo a seguir para el resto de los complejos.

14. El entusiasmo de Hunter Pence
No importa si es el primer entrenamiento de la primavera o están a mediados de julio. Pence da el 100% y juega con un entusiasmo que se nota así usted esté sentado en la última fila del último piso.

15. Max Scherzer y la búsqueda del éxito en octubre
El as de los Nacionales mezcla perfectamente uno de los mejores repertorios del béisbol con una capacidad especial de trabajo. A Scherzer le brota el deseo por competir. En un equipo que aún está buscando el éxito en octubre, él podría mostrar el camino a seguir.

16. Gary Sánchez y lo que él representa en los Yankees
El dominicano Sánchez es el símbolo de una nueva época en los Yankees, una en la que el equipo se está construyendo a base de un exitoso sistema de ligas menores y el compromiso de la organización para permitirles a esos jóvenes seguir aprendiendo mientras el equipo intenta ganar. Sus 20 jonrones en 53 juegos la temporada pasada les recordaron a los fanáticos de los Yankees que hay razones para ser optimistas. Este será un año para que Greg Bird, Aaron Judge y otros más puedan establecerse. Los Yankees esperan que cuando termine la temporada, el futuro de la organización luzca brillante.

17. Los Marineros y la necesidad de conocerse
Servais le dedicó buena parte de la primavera pasada a lograr que los nuevos jugadores y nuevos técnicos empezasen a conocerse y a crear un verdadero equipo. Resultó, pues Seattle pasó de ganar 76 encuentros en el 2015 a 86 en el 2016. Pero ahora, después de que el gerente Jerry Dipoto hiciera 13 cambios que envolvieron a 36 jugadores, Servais tendrá que presentar a más gente. Seattle tiene el talento suficiente para jugar en octubre, pero el camino comienza aquí.