El 2017 sería un año crucial para el antesalista dominicano Maikel Franco

El 2017 sería un año crucial para el antesalista dominicano Maikel Franco

FILADELFIA -- ¿Quién es la superestrella de los Filis? La mayoría de los equipos cuenta con uno o dos estelares. Los Nacionales gozan de los servicios de Bryce Harper y Max Scherzer. Los Bravos tienen a Freddie Freeman y los Marlins a Giancarlo Stanton. El cubano Yoenis Céspedes y Noah Syndergaard encabezan a los Mets.

¿Y los Filis? ¿Será Odúbel Herrera? El venezolano fue el único integrante de la novena de Filadelfia convocado al Juego de Estrellas en el 2016.

Muchos consideran que la superestrella de los Filis es Maikel Franco. El problema es que el dominicano no ha jugado como tal hasta el momento. Por lo tanto, la campaña del 2017 será de suma importancia para el antesalista.

Franco tiene todo lo necesario para ser una superestrella. Simplemente es cuestión de que lo demuestre.

"Es un año importante [para Maikel] porque tiene la oportunidad que demostrar que es un jugador élite", dijo el manager de Filadelfia, Pete Mackanin. "Lo que hizo el año pasado fue suficiente para tener una larga carrera en Grandes Ligas, especialmente tomando en cuenta que no bateó con tantos corredores en base como hubiese querido. Remolcó 80 y tantas carreras y conectó 25 vuelacercas. Pero tiene posibilidades de convertirse en un jugador élite".

Franco, de 24 años de edad, bateó .255 con 25 jonrones, 88 carreras producidas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .733 en el 2016, su primera temporada completa en Grandes Ligas.

"Tratándose de él, no considero que haya sido una buena temporada, aunque para la mayoría de los jugadores sería una campaña buena", dijo Mackanin. "Espero mucho de él. Creo que con experiencia va a mejorar. Creo que va a convertirse en un jugador con argumentos para ser convocado al Juego de Estrellas todos los años".

Simple y llanamente, si Franco ha de ser parte del futuro de los Filis, necesita rendir más con el madero.

Franco dio la impresión el año pasado de estar dando swings con la intención de conectar jonrones de 500 pies cada vez que entraba a la caja de batea. Quizás se sentía presionado por los problemas ofensivos del equipo a principios de la temporada y nunca logró salir del bache.

No obstante, en 105 visitas al plato entre septiembre y octubre, Franco registró promedio de .306 con tres jonrones, 16 remolcadas y OPS de .801 en 105 visitas al plato, lo cual fue alentador. Pero para destacarse entre los antesalistas de Grandes Ligas, probablemente necesite mantener un OPS de .850 o más.

De ser así, Franco podría ser convocado al Juego de Estrellas por primera vez en julio. Y entonces los Filis podrían afirmar con confianza que tienen a su primer antesalista afianzado desde Scott Rolen.