Wilson Alvarez reflexiona sobre los cambios en la Serie del Caribe

Wilson Alvarez reflexiona sobre los cambios en la Serie del Caribe

CULIACÁN -- Wilson Alvarez lo ha visto todo en Series del Caribe, siendo campeón con las Aguilas del Zulia en 1989 y exaltado al Pabellón de la Fama del certamen en el 2010, entre muchas otras vivencias. 

Partícipe de tres Clásicos Caribeños en su carrera como lanzador zurdo, el ahora coach de pitcheo de las mismas Aguilas campeonas del 2016-17 en la Liga Venezolana de Béisbol profesional reflexionó sobre cómo ha cambiado el evento desde sus tiempos como jugador.

"Totalmente diferente a lo que yo estaba acostumbrado", comentó Alvarez, autor de un juego sin hit ni carrera en apenas su segunda apertura de Grandes Ligas con los Medias Blancas de Chicago el 11 de agosto de 1991. "Antes era el que ganaba más juegos que quedaba campeón. Ahora es por series, clasificaciones". 

Efectivamente, desde el 2013 se dejó de jugar el torneo con el formato todos contra todos sin muerte súbita (con la excepción de un partido extra en caso de un empate en el primer lugar luego de las seis fechas reglamentarias). En vez de ese sistema, se ha implementado semifinales y finales que en ocasiones han premiado a equipos que a lo largo del torneo, han jugado un béisbol de menos calidad en la fase regular, sólo para sorprender en los "playoffs" a oponentes de mayor clasificación.

Alvarez, ganador de 102 juegos en una carrera de 14 temporadas en Grandes Ligas, no se vio muy de acuerdo con dichos cambios en la Serie del Caribe, pero del lado positivo expresó que "así también le dan chance a que todo el mundo gane. Igualito, todos los equipos tienen que salir a ganar". 

El oriundo de Maracaibo tuvo marca de 3-1 con efectividad de 1.97 en sus cuatro presentaciones como lanzador en Series del Caribe. Sin duda, el mejor recuerdo de Alvarez en Clásicos Caribeños es aquella edición de 1989 en el Estadio Teodoro Mariscal de Mazatlán, donde las Aguilas tuvieron marca de 5-1 bajo la dirección del actual manager de los Filis de Filadelfia, Pete Mackanin, y contó en sus filas con el dirigente de los Yankees de Nueva York, Joe Girardi. El batazo clave para amarrar el título fue de la autoría de Gustavo Polidor (QEPD) en entradas extras para lograr la quinta victoria del Zulia.

Aparte del formato distinto y la presencia de menos nombres de peso en el terreno de juego, Alvarez resalta la diferencia en las instalaciones para jugar.

"Los estadios son mucho mejores y este estado es totalmente diferente a todos", dijo Alvarez sobre el moderno Estadio Tomateros en Culiacán, inaugurado en septiembre del 2015 ante la presencia del Comisionado de Major League Baseball, Rob Manfred. "Yo le digo a esto un estadio de Grandes Ligas más pequeño. Es tremendo estadio, muy bonito, la gente aquí nos ha tratado muy bien".