Rusney Castillo trabaja para subir sus bonos en los Medias Rojas

Rusney Castillo trabaja para subir sus bonos en los Medias Rojas

CULIACÁN - Para Rusney Castillo, la tremenda promesa que se le vio para el béisbol de Grandes Ligas no se ha cumplido hasta ahora con los Medias Rojas de Boston, equipo que lo firmó por siete años y US$72 millones en agosto del 2014.

Han sido muchos los tropezones en el terreno, donde Castillo inclusive fue sacado del roster de 40 de los Patirrojos al pasar por waivers sin ser reclamado. Sin embargo, el jardinero cubano trabaja ahora para cambiar la trayectoria de su carrera en los Estados Unidos. Parte de ese esfuerzo es su participación con los Criollos de Caguas en el béisbol invernal de Puerto Rico, intervención que incluye jugar en la Serie del Caribe 2017.

"Me siento muy bien", dijo Castillo en el Estadio Tomateros en Culiacán, donde los Criollos (Puerto Rico) han perdido sus primeros dos encuentros del torneo. "He hecho unas cuantas cosas este año y me ha ido bien en la preparación con los juegos invernales y los entrenamientos que he hecho en Miami.

"Me he sentido diferente. He hecho mis ajustes en el bateo y me he sentido muy bien este año".

Castillo, quien se ha ido de 9-1 con un ponche en los primeros dos choques de Puerto Rico en este Clásico Caribeño, bateó .392 (51-20) en 14 partidos de temporada regular con Caguas. Viene de tener promedio de .324 con dos jonrones en la serie final en la Isla del Encanto.

Pero la realidad para Castillo es que a nivel de Grandes Ligas, aún no demuestra la calidad que esperaban los Medias Rojas cuando le otorgaron su contrato multianual hace dos años y medio. Luego de un alentador debut en las Mayores en 2014 (.333/.400/.528 y dos cuadrangulares en 40 visitas al plato), el oriundo de Ciego de Avila no ha dado la talla. En 80 partidos del 2015, bateó .253 con porcentaje de embasarse de apenas .288 y slugging de .359. La temporada pasada, participó en ocho encuentros con el equipo grande, registrando .250/.250/.375.

Ahora está por verse cuáles serán los planes de los Medias Rojas en el 2017 para Castillo, quien terminó con promedio de .263 en 105 choques por Triple-A Pawtucket en el 2016.

"No me han dicho nada, pero me he mantenido siempre preparándome en los juegos invernales y eso me ha dado buena preparación para esta temporada que viene", afirmó Castillo, de 29 años de edad.

Pase lo que pase, Castillo trata de olvidar el pasado, lo cual incluye la maniobra de ser dejado fuera del roster de 40 que, entre otras cosas, les da alivio a los Medias Rojas en cuanto al impuesto de lujo por nómina se refiere.

"No me enfoco mucho en eso", dijo. "Me enfoco en las cosas mías en el béisbol. No me enfoco en lo que hace Boston conmigo ni yo con ellos. Lo mío es siempre enfocarme en béisbol. Eso me va a ayudar mucho, los juegos invernales ahora y nada, preparándome para la temporada este año.

"Las expectativas siempre están ahí. Primero estar en Grandes Ligas, que es el pronóstico mío este año, y estar apoyando al equipo de Boston. Esas son las metas que tengo pensadas este año, y tener resultados".

EMOCIONADO POR ENCONTRARSE CON EL GRANMA
Castillo, quien brillara con Ciego de Avila en la Serie Nacional de Cuba, está emocionado por encontrarse con el equipo de sus compatriotas el viernes a primera hora en la Serie del Caribe, cuando los Criollos se medirán a los Alazanes de Granma, campeones del circuito cubano.

"Ha sido una experiencia muy buena, primero por ver a los cubanos otra vez", expresó Castillo acerca de su primera experiencia en la Serie del Caribe. "Llevaba años sin verlos. Para mí, es una experiencia muy buena".