La muerte de Yordano Ventura ha impactado a la República Dominicana

La muerte de Yordano Ventura ha impactado a la República Dominicana

El coach de la primera base dominicano de los Yankees, Tony Peña, ya estaba llorando cuando alguien se le acercó y le habló de la trágica muerte de su compatriota Yordano Ventura la mañana del domingo.

Nuevas lágrimas corrían sobre las que ya se le habían secado en el rostro.
Peña estaba en Pimentel, República Dominicana, en el funeral del ex ligamayorista, Andy Marte, quien también había muerto horas antes el domingo por la mañana, cuando escuchó la noticia.

Marte, de 33 años, y Ventura, de 25, fallecieron en accidentes automovilísticos separados en diferentes partes de la isla. Las dos vidas jóvenes partirían con apenas unas horas de diferencia, sorprendiendo a la comunidad beisbolera de la República Dominicana y más allá; dejando a la familia, amigos y aficionados lidiando con la muerte repentina de los dos hombres, y preguntándose cómo podrían superar el dolor. 

Las muertes también revivieron el dolor persistente por las pérdidas de varios otros jugadores víctimas de accidentes de tráfico en la República Dominicana en años recientes, incluyendo al jardinero de los Cardenales Oscar Taveras en octubre del 2014.

"Las circunstancias en torno a estos accidentes ... Sólo seguimos perdiendo jugadores año tras año", dijo Peña. "Espero que estas tragedias puedan ser una buena lección para algunos de los jugadores más jóvenes: llegan a las Grandes Ligas tan jóvenes y se van tan rápido, es un momento muy difícil para nosotros. Era un gran muchacho, respetable, tenía sus defectos, pero era un gran ser humano y le encantaba competir".

El martes, Ventura será tendido en un cementerio cerca del océano en su ciudad natal de Las Terrenas, República Dominicana. El servicio fúnebre se transportará por la pequeña ciudad costera del noreste y se detendrá frente al estadio donde Ventura se enamoró del juego cuando era niño. Se espera que miembros de la oficina de Kansas City y varios jugadores se reúnan con la familia Ventura el martes por la mañana en su hogar.

Se espera que jugadores y ex peloteros de otros equipos de Grandes Ligas estén presentes en el funeral.

Los detalles que rodean el accidente de Ventura son aún desconocidos, aunque el gerente general de los Reales, Dayton Moore, dijo el domingo que la velocidad no fue factor, pero que Ventura no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Los informes toxicológicos estarán disponibles en 21 días.

La búsqueda de respuestas ha llegado a una posible solución. Fernando Cuza, Abel Guerra y Giovanni Rodríguez, agentes de Ventura en Independent Sports & Entertainment, están trabajando con sus clientes y oficiales de béisbol locales para ayudar a los jugadores a tener una temporada baja más segura, proporcionándoles ya sea conductores o un servicio de coches para que los trasladen. La agencia espera platicar acerca del plan con Major League Baseball y el sindicato de jugadores en el futuro.

Pero por ahora, sólo hay dolor. La tristeza se ha apoderado de Las Terrenas.

"Cada vez que jugábamos contra Kansas City, él me buscaba para darme un abrazo y decía 'Hola señor Pena, ¿cómo estás, señor?'" recordó Peña. "Esto es muy triste y será muy difícil de superar, todo el mundo está sufriendo un dolor terrible en este momento, hemos perdido dos jugadores jóvenes en un día".

Ventura, quien firmó con los Reales como un agente libre amateur en el 2008, se convirtió en una estrella en ascenso en Kansas City y será recordado por su entusiasmo por la vida, su pasión por el juego y el orgullo que sentía por su amada República Dominicana. Surgió como candidato a novato del año en el 2014 y era uno de los favoritos de los aficionados con su deslumbrante bola rápida y personalidad contagiosa. 

"Cuando estaba lanzando, era un tipo totalmente diferente y esa es la clase de jugador que quieres", dijo Peña. "Cuando estaba en el montículo, todo estaba centrado entre él y el bateador, no le importaba quién estaba en la caja de bateo, era un muchacho joven con un gran futuro y un gran talento y se fue solo así".

Peña esperaba pasar algún tiempo de calidad con Ventura esta primavera. El manager del equipo de República Dominicana para el Clásico Mundial de Béisbol, había escrito con lápiz el nombre de Ventura en su rotación. Es casi seguro que sus compatriotas encontrarán una manera de honrar a Ventura en el torneo, tal vez con un parche en las mangas de sus jerseys, sus iniciales en sus gorras o su camiseta colgada en el dugout.

"No sé cómo será, esperemos que todo el mundo pueda pensar en él y honrarlo, pero a la vez hay que poner todo a un lado", dijo Peña. "Sé que lo extrañaremos como a un hermano, sé que lo extrañaré como a un hijo".

Tiene razón. Hoy se centra en Las Terrenas, la pérdida de otra vida joven y la prevención de la pérdida de más vidas en el futuro.

"Es sólo un momento difícil para la República Dominicana", dijo Moisés Alou, gerente general de la selección dominicana para el Clásico Mundial de Béisbol. "No lo puedo creer, me preocupo por los jugadores, sus familias y sus carreras. Tuve una larga carrera y eso es lo que quiero para cada uno de estos muchachos, que se cuiden a sí mismos y a sus familias. Nunca sabes lo que sucederá ".