Llegó el día para saber los elegidos al Salón de la Fama para el 2017

Llegó el día para saber los elegidos al Salón de la Fama para el 2017

NUEVA YORK - El miércoles es el gran día. El Salón de la Fama anunciará quiénes ingresarán en el 2017, tras la votación realizada durante el mes pasado por los miembros de la Asociación de Cronistas del Béisbol de Norteamérica.

Al menos cinco candidatos, y quizás seis, podrían ser elegidos si nos guiamos por las papeletas que se han hecho públicas. Tim Raines y Jeff Bagwell parecen tener un puesto casi asegurado, mientras que el puertorriqueño Iván Rodríguez, el dominicano Vladimir Guerrero y Trevor Hoffman están revoloteando alrededor del 75% exigido para ingresar. Incluso, el también boricua Edgar Martínez ha recuperado mucho terreno comparado con el año pasado y aún mantiene posibilidades.

Los resultados de la 73ra votación del Salón de la Fama se darán a conocer a partir de las 6 p.m., Hora del Este de los Estados Unidos.

Los elegidos en el 2017, junto al comisionado emérito Bud Selig y el vicepresidente de los Bravos, John Schuerholz, serán exaltados durante una ceremonia que se realizará el 30 de julio en el Clark Sports Center de Cooperstown, Nueva York. Ambos ejecutivos fueron elegidos el mes pasado por el Comité de la Era de Hoy (Today's Era).v "Supongo que estoy ansioso", dijo Bagwell, otrora primera base de los Astros, quien está por séptimo año en la papeleta. "Sólo quiero terminar con esto. Este es el primer año en el que he estado siguiendo las noticias, mirando. Estoy emocionado".

En esta época, el Salón llama a los nuevos elegidos lo más cerca posible del anuncio público, para evitar que se filtre la noticia antes de que su presidente Jeff Idelson abra el sobre blanco frente a las cámaras. Los votos se contarán el miércoles y un solo contador, un representante del Salón y Jack O'Connell-- secretario y tesorero de la BBWAA--estarán presentes. O'Connell hace las llamadas, lo que considera un gran honor.

Este año, Ryan Thibodaux -quien ha ganado protagonismo por llevar una cuenta de las papeletas que se hacen públicas- ha recogido más de 200 de ellas, casi el 50% de las 435-440 boletas que se cree fueron enviadas antes de la fecha límite del 31 de diciembre. El año pasado, cuando se eligió a Ken Griffey Jr. y Mike Piazza, se contaron 440. Bagwell quedó 15 por debajo de los 330 que se necesitaban para conseguir el 75%. A Raines le faltaron 21 y a Hoffman 34.

Las 200 boletas que ya se han contabilizado este año no se pueden considerar una muestra pequeña. Raines y Bagwell, que tienen alrededor del 90%, tienen que sentirse optimistas. Rodríguez, Guerrero y Hoffman se mantienen cercanos al 75% entre las votaciones conocidas y parecen destinados a entrar pronto, si es que no lo logran este año.

Martínez, el notable bateador designado de los Marineros, aparece por detrás de ellos. Barry Bonds y Roger Clemens, ambos manchados por la sombra de las sustancias para mejorar el rendimiento, han recibido alrededor del 60% de apoyo, casi 30% de más de lo logrado por ambos hace apenas dos años.

En años recientes, los porcentajes de los jugadores de posición han bajado y los de los cerradores han subido hasta casi un 5% cuando se contabilizan todas las papeletas. Eso es buena noticia para Hoffman, el líder de salvados de todos los tiempos de la Liga Nacional con 601 y quien está en su segundo año de elegibilidad. El próximo año todas las boletas de los electores de la BBWAA se harán públicas una semana después de la elección.

"Vi una columna en la que tenía alrededor del 60% de los votos entre los periodistas jóvenes", dijo Hoffman. "No era un gran respaldo de su parte. Entonces, espero que (la tendencia reciente de votación) se mantenga igual".

Para Raines, las noticias son muy prometedoras. El jardinero izquierdo, uno de los mejores robadores de bases y primeros bates en la historia del béisbol, está en su 10mo y último año en la boleta de los periodistas.

Guerrero y Rodríguez, éste último uno de los mejores receptores en la historia, están haciendo su debut en las elecciones. Guerrero, un destacado jardinero derecho y cañonero, sería el primer bateador dominicano en ser elegido. Los lanzadores Juan Marichal y Pedro Martínez son los únicos dominicanos con una placa en el museo de ladrillos rojos ubicado en la Main Street de Cooperstown.

Tanto Raines como Guerrero comenzaron sus carreras con los Expos de Montreal, el equipo con el que más se les recuerda. El fallecido Gary Carter y Andre Dawson aparecen con la gorra de los Expos en sus respectivas placas. Guerrero también jugó seis temporadas con los Angelinos, uno de los cinco equipos que siguen sin ser representados por jugador alguno en Cooperstown.

Raines, quien jugó para seis novenas--incluidos los Yankees que ganaron la Serie Mundial en 1996 y 1998--ha dicho que su corazón pertenece a los Expos, equipo con el que jugó sus primeras 13 temporadas. Si es elegido, entrará vistiendo esa gorra.

"Montreal significa todo para mí", dijo Raines. "Los fanáticos me recibieron como a un hijo. Amo a Montreal. Valoraban mi forma de jugar y me lo hacían saber. Siento que eso me ayudó mucho siendo un joven. Significó mucho contar con el apoyo de la gente desde el primer día. Eso vale mucho para un pelotero. Como jugador, uno quiere sentirse bienvenido, quieres que la gente vaya a verte. Como jugador, quieres escuchar lo que dice el público de ti".

Hoffman, quien logró 552 de sus salvados en 16 años con los Padres, sería el tercer jugador de San Diego en el Salón, siguiendo los pasos de Dave Winfield y el ocho veces campeón bate de la Liga Nacional, Tony Gwynn.

Bagwell, quien pasó toda su carrera de 15 años en Houston, sería el segundo pelotero de los Astros en Cooperstown. Su compañero de equipo, Craig Biggio, fue exaltado en el 2015.

Biggio dijo que seguirá la elección por televisión la tarde del miércoles.

"Cuando estás así de cerca, tocando la puerta, lo que pasa es que la ansiedad y la emoción suben a un nivel distinto", dijo Biggio, quien no fue electo por dos votos en el 2014, un año antes de su eventual exaltación.

"Es la cosa más loca del mundo. No tienes control sobre ello. Uno presenta su currículum y después sólo toca esperar que a la gente le guste. Es como decir, 'Aquí está lo que hice, aquí están los sitios donde jugué'. Por eso es que es tan difícil, porque si te pones a pensar, 75% es un número bien grande".