Los jardines de los Medias Rojas serían un punto fuerte del equipo

Los jardines de los Medias Rojas serían un punto fuerte del equipo

Los aficionados de los Medias Rojas de hace 40 años todavía recuerdan el gran estilo, trueno, productividad y capacidades atléticas del trío que patrullaba las praderas del equipo integrado por el Salón de la Fama de Jim Rice, Fred Lynn y Dwight Evans.

Los jardineros de los Patirrojos ahora están generando un entusiasmo similar en el inicio de sus carreras. Este trío, del bosque izquierdo al derecho, de Andrew Benintendi, Jackie Bradley Jr. y Mookie Betts comparte una similitud clave con el grupo anterior: Todos fueron elegidos en el draft amateur y desarrollados por los propios Medias Rojas.

Con Betts, quien terminó detrás de Mike Trout en las votaciones para Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2016, Boston ya cuenta con una estrella. Betts puede castigar a sus rivales de varias maneras, con lo que le ha ganado el respeto a Trout.

"Es un fantástico jugador y persona", dijo Trout acerca de Betts cuando se anunciaron los resultados de las votaciones para al Jugador Más Valioso en noviembre. "Pude conocerlo un poco mejor. Es especial. Maravilloso para este juego. Tiene un talento especial y espero que sea una batalla divertida en los próximos 10 a 15 años".

A punto de comenzar su campaña con 24 años de edad, será interesante ver si Betts puede alcanzar un mayor nivel luego de batear .318/.363/.534 con 31 jonrones, 113 impulsadas y un Guante de Oro en el 2016.

Pero a diferencia de Betts, Bradley enfrentó varios obstáculos antes de convertirse en un guardabosque digno del Juego de Estrellas en el 2016. Bradley es el veterano del grupo a sus 26 años de edad y su defensa en la pradera central ha sido de alto calibre desde que se convirtió en profesional en el 2011.

Su ofensiva ha sido una obra en progreso. En el 2014, Bradley tuvo promedio de .198 en 423 turnos. En el 2015 y el 2016, Bradley pasó por rachas de un mes en las que se echó el equipo al hombro con un potente bate que casi nadie sabía que tenía. Pero de todas maneras, hubo largos trechos en los que se enfrió con el madero.

La clave para Bradley en el 2017 será demostrar más consistencia en el plato. Incluso con los baches, Bradley registró OPS de .834 bateando en la parte baja del lineup durante sus últimas dos campañas, sacudiendo 26 cuadrangulares con Boston el año pasado.

El último integrante es Benintendi, un bateador de mucho progreso para alguien que fue elegido en el draft amateur hace apenas un año y medio. El bateador zurdo de 22 años de edad dio el salto de Doble-A a las Grandes Ligas el 2 de agosto y en plena lucha por un cupo a la postemporada, Benintendi bateó .295/.359/.476 en 118 turnos.

El único obstáculo que vio Benintendi fue un esguince en la rodilla izquierda que lo mantuvo fuera de acción del 25 de agosto al 14 de septiembre. Benintendi siguió impresionando cuando hubo mucho de por medio, pegando un vuelacercas en su primer turno de los playoffs en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Indios.

Debido a que la mayoría de los principales bateadores de Boston son derechos, Benintendi podría ser segundo bate en la alineación para crear algo de equilibrio.

Aparte de sus tres titulares, los Medias Rojas también tienen un buen suplente con Chris Young, un veterano y buen bateador derecho.

Young se proyecta para estar en el lineup cuando los Patirrojos se midan a un abridor zurdo, lo que le permitiría al dirigente John Farrell darles un descanso a sus guardabosques titulares cuando sea necesario. También es posible que Young funja como bateador designado. El utility Brock Holt también patrullaría los jardines en algunas ocasiones.