Diez posibles "gangas" aún disponibles en el mercado de los agentes libres

Diez posibles

Cada año, al menos un jugador que firmó sin hacer demasiado ruido a pocas semanas de los entrenamientos primaverales, o incluso durante los mismos, termina convirtiéndose en una gran contratación.

Podemos decirlo con bastante confianza porque pasa en cada temporada. El año pasado, por ejemplo, Ian Desmond (Rangers), David Freese (Piratas) y el dominicano Pedro Álvarez (Orioles) firmaron después de que sus nuevos equipos se habían presentado a los entrenamientos y los tres terminaron brindándoles a esos clubes un valor más que razonable por inversiones relativamente bajas.

Este año pasará algo similar, pero dicha aseveración viene con una advertencia. A estas alturas, si eliges entre las llamadas "rebajas", estás destinado a llevarte más prendas defectuosas que verdaderas joyas escondidas. Algunos de los nombres en esta lista se verán ridículos cuando llegue septiembre (si es que ya no lo son), pero aquí les presentamos a 10 agentes libres* que aún no han firmado y que podrían resultar un diamante en bruto.

* Nota: Sólo para dejarlo claro, jugadores como Mark Trumbo, el dominicano José Bautista, Mike Napoli, Matt Wieters, Jason Hammel y otros que se recuperan de lesiones como Tyson Ross y Greg Holland aún están disponibles en el mercado, pero lo que nos interesa aquí es enfocarnos en jugadores que no han recibido tanta atención como ellos.

1. Colby Rasmus, OF
No ha sonado mucho entre los agentes libres y es algo entendible, pues el OPS+ de Rasmus el año pasado fue 24% peor que el promedio de la liga el año pasado. No hay dudas de que se trata de un talento con picos altos y bajos, pero Rasmus todavía tiene el tiempo a su favor (cumplió 30 años en agosto). Hace apenas una temporada su OPS+ fue 16 puntos superior al promedio de la liga y puede jugar en el jardín central. Probablemente cueste una fracción de los US$15.8 millones que ganó en el 2016 tras aceptar la oferta calificada de los Astros.

Un quiste el oído afectó su balance y una lesión en la cadera lo obligó a operarse, así que no es difícil entender qué salió mal en el 2016.

2. Luis Valbuena, INF
Problemas en el tendón de una corva recortaron su temporada del 2016, pero Valbuena dio 25 jonrones en el 2015 y puede jugar primera, segunda y tercera.

Es importante recalcar que el poder de Valbuena no viene a expensas de su tasa de boletos recibidos, que es de 20.2% de por vida, una cifra que lo ubica por encima del promedio. En las últimas tres temporadas puso un OPS de .822 contra lanzadores derechos y, como bien saben ustedes, la mayoría de los pitchers son derechos. Si les interesa, FanGraphs proyecta que Valbuena (1.5) tendrá un WAR más alto en el 2017 que Trumbo (1.1) y Napoli (1.0).

3. Chris Carter, 1B
¿Se acuerdan cuando Carter fue designado para asignación al poco tiempo de batear 41 jonrones y todo el mundo se apresuró a decir qué gran ganga sería? ¿Recuerdan cómo se decía que podía darle a cualquier equipo el mismo swing todo o nada y una ofensiva similar a la de Trumbo a un costo mucho más bajo? Bueno, todas esas cosas aún son válidas, salvo que Trumbo sigue estando disponible (junto a Bautista, Napoli y otros) y eso ha obligado a Carter a esperar y esperar.

Pero no se preocupen. Alguien lo va a firmar por un año, probablemente por menos que los US$8 millones que podría haber ganado en arbitraje, la razón por la cual los Cerveceros lo dejaron libre. Carter, juegue donde juegue, será una inyección de poder a precio de oferta.

4. Brett Anderson, LZ
Es muy sencillo. Pongan a Anderson y a su porcentaje vitalicio de 58.2 rodados en frente de un buen cuadro defensivo y verán rodar los outs. Oh, y manténganlo sano.

Bueno, está bien, en realidad no es tan sencillo. La carrera de Anderson ha estado plagada de problemas físicos, el último de ellos una cirugía en la espalda en primavera pasada. Pero dentro de un mercado sin muchos abridores, es un riesgo que valdría la pena si se quiere sumar profundidad a la rotación.

5. Jae-gyun Hwang, INF
Digan lo que quieran sobre lo que pasó luego, pero la temporada de novato de Jung Ho Kang en el 2015 con los Piratas le dio legitimidad a la liga de béisbol de Corea del Sur (KBO) como circuito formador de talentos para las Grandes Ligas, lo que trajo como consecuencia las firmas de Byungho Park (Mellizos), Dae-Ho Lee (Marineros) y Hyun Soo Kim (Orioles).

Como queda demostrado con esa lista, te puede ir bien o mal en ese mercado, pero Hwang es señalado como un toletero con poder que mejoró su disciplina en el home durante el 2016 (bateó para promedio de .335, con un porcentaje de embasarse de .394 y slugging de .570, además de 27 jonrones y 25 bases robadas) y ofrece versatilidad a la defensiva gracias a su capacidad para jugar en segunda, tercera, short y los jardines. Se cree que los Gigantes son uno de los equipos más interesados.

6. Matt Belisle, LD
El precio de los agentes libres ha empezado a alinearse con el valor que se les está dando a los relevistas. En otras palabras, armar un bullpen se está convirtiendo en algo muy costoso. Entonces, un lanzador como Belisle, quien podría aceptar firmar por un año, merece ser considerado.

En las últimas siete temporadas (y tomen en cuenta que cinco de esas campañas fueron en el Coors Field), Belisle tiene una efectividad ajustada (ERA+) de 128, una proporción de 3,65 ponches por cada boleto otorgado y 0,6 jonrones por cada nueve innings. Tuvo problemas en la pantorrilla en el 2016, pero en 46 entradas ponchó a 22 rivales, dio apenas siete boletos (tres intencionales) y permitió sólo dos jonrones.

7. J.P. Howell, LZ
Lo mismo que aplica para Belisle, pero desde el lado izquierdo. Howell es una alternativa de otros relevistas disponibles, como Boone Logan, Jerry Blevins y Travis Wood, de quienes se espera obtengan contratos multianuales debido a este mercado.

Lo que hace atractivo a Howell, aunque suene raro, es que viene de una mala temporada, una en la que la mala suerte con algunas pelotas puestas en juego le afectó, resultando en que su efectividad empeorara de 1.43 a 4.09. Pero un zurdo con porcentaje de relatazos de 58,5 durante los últimos cuatro años es una pieza valiosa, más el valor agregado de comprar barato.

8. Trevor Plouffe, 3B
Es evidente que una costilla fracturada y un tirón en un músculo oblicuo no ayudaron a Plouffe en el 2016, cuando su producción cayó notablemente en los 84 juegos que disputó.

Pero antes de que sucediese eso, los Mellizos valoraban a Plouffe como un jugador que trabajó duro para convertirse en un defensor sólido en la esquina caliente y que además aportaba poder (74 jonrones entre el 2012 y el 2015). El nuevo alto mando de Minnesota lo dejó libre, pero a los 31 años Plouffe se perfila como un candidato decente para recuperarse. Quizás podría ayudar en la primera y la tercera.

9. C.J. Wilson, LZ
Empecemos por lo obvio: no le van a dar otro contrato de cinco años y US$75 millones. ¿Otra obviedad? Está en riesgo permanente de lesionarse tras haberse operado del hombro y del codo desde que lanzó por última vez en Grandes Ligas en el 2015.

Se espera que Wilson, de 36 años, lance frente a escuchas en algún momento de la primavera y si puede ser el lanzador que fue con los Angelinos en el 2015 (3.89 de efectividad en 132 innings) le estará aportando un valor decente a quien lo firme. También es posible que Wilson, a quien los zurdos le batean .201 con .570 de OPS de por vida, reaparezca como relevista.

10. Daniel Descalso, UTL
Descalso jugó 254.1 innings en el campocorto, 100.2 en la primera base, 102.2 en la segunda, 42 en los jardines y 18 en la tercera la temporada pasada con Colorado. Todo eso mientras llevaba su ofensiva de un OPS de .607 en el 2015 a .773 en el 2016. Descalso también se embasa (.349 de porcentaje de embasarse el año pasado) y puede jugar donde sea a la hora de una lesión de otro.