Seis "fijos" en Clásicos Mundiales de Béisbol desde el 2006

Seis

Varios jugadores de Grandes Ligas que representaron a sus respectivos países en el primer Clásico Mundial de Béisbol en el 2006 ya se han retirado, pero un grupo selecto no sólo han participado en los tres torneos -- 2006, 2009, 2013 -- sino que buscarán jugar en la cuarta edición de este torneo en 2017.

Algunos ya eran estrellas en la Gran Carpa antes del primer Clásico Mundial y otros estaban en ascenso, pero a la hora de los siguientes dos torneos, ya eran peloteros de renombre.

Antes del arranque del Clásico Mundial de Béisbol en marzo, MLB.com da un vistazo algunos de los jugadores más reconocidos que probablemente dirán presente en su cuarto Clásico.

Miguel Cabrera, OF/1B, Venezuela

Estadísticas en el Clásico: 17 juegos, promedio de .270 (de 63-17), 5 HR, 5 dobles, 12 impulsadas, 11 anotadas

Cuando jugó en su primer Clásico, Cabrera ya era una estrella en las Grandes Ligas con los Marlins pese a que no había cumplido 23 años de edad. En su primer compromiso del Clásico, como cuarto bate de la selección venezolana, bateó de 3-2 con un cuadrangular contra la República Dominicana. En su siguiente partido, contra Italia, se fue de 4-2 y se volvió a volar la cerca. También brilló en el 2009, cuando Venezuela avanzó a la semifinal. En la segunda ronda, Cabrera sacudió un jonrón contra Holanda, además bateó de 5-3 con un doblete y dos remolcadas en la victoria sobre los Estados Unidos. Cuando el torneo del 2013 comenzó, el cañonero venía de recibir su primer premio al Jugador Más Valioso y una Triple Corona. Pero Venezuela no pasó de la fase de grupos, aunque Cabrera se fue de 5-3 con un bambinazo y tres empujadas en la única victoria de su equipo. Los cinco cuadrangulares de Cabrera en los Clásicos lo colocan de segundo en la historia del torneo; el toletero puede aumentar dicha cantidad cuando Venezuela mida fuerzas en la ronda de grupos contra México, Puerto Rico e Italia.

En sus palabras: "Me llena de orgullo, porque es la única vez que puede llevar Venezuela en mi pecho, entonces muy orgulloso de representar a mi país", le expresó Cabrera al diario Detroit Free Press en julio. "Espero que podamos hacer un buen trabajo y poder ganar".

Carlos Beltrán, OF/BD, Puerto Rico

Estadísticas en el Clásico: 21 juegos, promedio de .274 (de 73-20), 3 HR, 6 dobles, 9 impulsadas, 13 anotas, 15 pasaportes negociados, 4 estafadas

Beltrán, con 28 años de edad y en la cúspide de su carrera en el 2006, ayudó a Puerto Rico a arrasar en la primera ronda del Clásico Mundial, bateando de 5-3 con un vuelacercas contra Holanda y disparando un bambinazo de tres vueltas contra Cuba antes de que su equipo fuera eliminado en la segunda ronda. En el 2009, aunque los boricuas se quedaron cortos en la semifinal, Beltrán se fue de 3-3 con un jonrón, dos impulsadas, tres anotadas y una estafada en la victoria sobre los Estados Unidos. En el 2013 Beltrán no tuvo un buen desempeño en el plato, pero se convirtió en uno de los líderes en la historia del torneo con cuatro dobletes para ayudar a los puertorriqueños a llegar a la final y bateó de 3-1 con un boleto en la victoria sobre Japón en la semifinal. El guardabosque de 39 años de edad, quien tiene la mayor cantidad de compromisos por Puerto Rico, quiere seguir contribuyendo en el 2017.

En sus palabras: "Como puertorriqueños, hemos pasado por momentos difíciles, pero al final de cuentas, el béisbol le trae muchas alegrías a nuestros aficionados y nuestros países", declaró Beltrán durante el viaje de buena voluntad en su país en diciembre".

Yadier Molina, C, Puerto Rico

Estadísticas en el Clásico: 14 juegos, promedio de .289 (de 38-11), un doble, 3 impulsadas, 3 anotadas

Para el primer torneo, Molina no era una amenaza con el bate a los 23 años de edad y antes de su segunda campaña completa en la Gran Carpa. Bateó de 5-3 como el suplente en la selección boricua detrás de Iván Rodríguez. (Meses después los Cardenales de Molina superaron a los Tigres de Rodríguez en la Serie Mundial) En el 2009, Molina, quien había ganado su primer Guante de Oro, dividió tiempo de juego con Rodríguez y Geovany Soto en la receptoría. Su único hit fue un doblete que decidió la victoria contra Holanda. Molina se convirtió en el catcher titular de la selección boricua y en el cuarto bate en el 2013 tras su cuarto Juego de Estrellas. Fue elegido al Mejor Equipo del Torneo después de guiar a un joven cuerpo monticular a la final; buscará ayudar a su conjunto a dar el siguiente paso en el 2017.

En sus palabras: "Sabes lo importante que es jugar en una Serie Mundial. Pero cuando juegas por tu país, también es de gran importancia", le dijo Molina al diario St. Louis Post-Dispatch en agosto. "En aquel torneo, debes estar listo desde el primer lanzamiento".

Adrián González, 1B, México

Estadísticas en el Clásico: 14 juegos, promedio de .267 (de 45-12), 3 HR, 12 impulsadas, 9 anotadas, 12 boletos negociados

González había jugado apenas 59 encuentros en las Grandes Ligas cuando debutó en el Clásico Mundial de Béisbol del 2006 a los 23 años de edad y enfrentó obstáculos en el plato. Pero para el 2009, ya había representado a los Padres en el Juego de Estrellas y ayudó a los aztecas a llegar a la segunda ronda del Clásico al ganar dos juegos de muerte súbita consecutivos -- incluyendo un gran partido contra Sudáfrica en el que bateó de 4-3 con dos jonrones, un doble y seis empujadas. México fue eliminado en la fase de grupos en el 2013, pero González impulsó a su selección a la victoria sobre el conjunto estadounidense, pengando un vuelacercas de dos carreras contra R.A. Dickey y negociando un pasaporte. En el 2017, México será el anfitrión en la etapa de grupos en Guadalajara y si los mexicanos llegan a la final, González jugaría en el estadio de sus Dodgers.

En sus palabras: "Nos estamos divirtiendo y disfrutando de cada momento, pero sin olvidarnos del hecho de que estamos aquí para ganar y representar a México como se merece", señaló González durante las eliminatorias del 2017.

José Reyes, SS, República Dominicana

Estadísticas en el Clásico: 15 juegos, promedio de .260 (de 50-13), 1 doble, 1 triple, 3 impulsadas, 10 anotada, 2 estafadas

En el 2006, Reyes era una estrella en ascenso a los 22 años de edad, pero en la selección quisqueyana era el torpedero suplente detrás de Miguel Tejada. Reyes fue convocado al Juego de Estrellas antes del torneo del 2009, pero dividió tiempo de juego con Hanley Ramírez. Reyes fue el campocorto titular y primer bate en el 2013 para ayudar a su conjunto a coronarse campeón de manera invicta. Bateó de 5-4 en la victoria sobre Venezuela, se fue de 5-2 con un jonrón en la segunda ronda contra Italia y de 4-2 con un doble y un triple en la final contra Puerto Rico. Reyes, elegido el mejor torpedero de aquel torneo, es parte del roster preliminar para el 2017, aunque no ha confirmado su participación.

En sus palabras: "Este es un momento inolvidable", expresó Reyes después de ganar el título del Clásico en el 2013. "El llevar el nombre de dominicana y demostrarle al mundo de lo que somos capaces…Este es uno de los mejores momentos de mi carrera y de mi vida".

Justin Morneau, 1B/BD, Canadá

Estadísticas en el Clásico: 8 juegos, promedio de .455 (de 33-15), 8 dobles, 6 impulsadas, 8 anotadas

Aunque Canadá no ha pasado de la fase de grupos, Morneau ha representado bien a su país. De los jugadores con al menos 30 turnos en el Clásico Mundial de Béisbol, ocupa el segundo lugar en promedio y sus ocho dobletes lo colocan como uno de los líderes en la historia del Clásico. En el 2006, a los 24 años de edad Morneau ayudó a Canadá a una sorprendente victoria sobre Estados Unidos, bateando de 5-3 con dos dobles. (En aquel mismo año fue premiado como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana) Estará cerca de cumplir los 36 años de edad en marzo cuando Canadá comience la etapa de grupos contra los reinantes campeones República Dominicana, Colombia y Estados Unidos.

En sus palabras: "No estaría aquí si no fuera por de donde vengo y las personas que me han servido de influencia", manifestó Morneau tras jugar por la selección canadiense en el 2013. "Para mí es un honor contribuir a este juego en mi país".