Termina toda una era en Toronto con la partida de Edwin Encarnación

Termina toda una era en Toronto con la partida de Edwin Encarnación

TORONTO - El impasse entre Edwin Encarnación y los Azulejos ha resultado en que el dominicano llegue a un acuerdo con el equipo que eliminó a Toronto en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Cleveland ha pactado por tres años y US$60 millones con Encarnación, según múltiples informes. Según Jon Heyman de MLB Network, el acuerdo incluiría una opción del club para una cuarta temporada por US$20 millones, con una indemnización de US$5 millones.

Los Azulejos le hicieron una oferta de cuatro años y aproximadamente US$80 millones a Encarnación el mes pasado. El quisqueyano no aceptó dicha propuesta en el tiempo especificado por el equipo y Toronto terminó firmando al veterano cubano Kendrys Morales por tres años.

La noticia del nuevo pacto de Encarnación con la Tribu llegó un día después de que el representante del toletero, Paul Kinzer, le dijera a Sportsnet 590 The Fan que su cliente ya sabía que "probablemente no será un Azulejo". Kinzer afirmó que la mayor prioridad de Encarnación había sido permanecer en Toronto, pero que no quería apresurarse y firmar al principio del invierno.

Kinzer habló como alguien sorprendido por la forma en que el gerente general y el presidente de los Azulejos, Ross Atkins y Mark Shapiro, operaron durante el proceso con Encarnación. Quedó sorprendido por la firma de Morales, que fue la primera señal de que el club iba en otra dirección. Después de dicha fichaje, la primera reunión de Kinzer en las Reuniones Invernales iba a ser con los Azulejos, pero fue cancelada cuando el equipo canadiense llegó a un acuerdo con Steve Pearce.

La insinuación parecía ser que los Azulejos no le dieron suficiente tiempo a Encarnación para explorar su mercado y decidir aceptar o no la oferta original. Eso podría ser parte de la realidad, pero según múltiples fuentes, la oferta estuvo en la mesa durante las Reuniones de los Gerentes Generales, que se realizaron del 7 al 10 de noviembre-período en que empezó la agencia libre del 2016-17.

La meta inicial de los Azulejos parece haber sido firmar a Encarnación antes de que el dominicano hablara con otros equipos, pero al fin y al cabo la fecha límite establecida por el club fue postergado por varios días para darle más tiempo al veterano. Al final de las Reuniones de los Gerentes Generales, los Azulejos le informó a Kinzer que si Encarnación no aceptaba la oferta, sería retirada y Toronto hablaría con otros jugadores.

Eso resultó ser el principio del fin. Los Azulejos y Kinzer siguieron en contacto en las siguientes semanas, pero nunca hubo negociaciones serias. Toronto estuvo conforme con el plan de dividir la primera base entre Pearce y Justin Smoak, y que Morales fuera el bateador designado principal del equipo.

El nuevo pacto de tres años con Cleveland probablemente sea un momento agridulce en la carrera de Encarnación. El quisqueyano expresó públicamente su deseo de seguir en Toronto, pero sus representantes parecieron no tomar en serio la postura de los Azulejos de que retirarían la oferta inicial de cuatro años. Parece que la gerencia de Toronto hablaba en serio.

Para Encarnación, de 33 años, hay muchos recuerdos en el equipo canadiense. Pero el más llamativo sería su jonrón de oro en el Juego del Comodín del 2016 vs. los Orioles. Fue el evento insignia de Encarnación vistiendo el uniforme de los Azulejos y llegó luego de una quinta temporada brillante del veterano con el club. En Toronto, Encarnación pasó de ser un jugador que una vez fue designado para asignación a uno de los bateadores de poder más consistentes de Grandes Ligas.

De paso, puso su sello en los anales el equipo.

Encarnación está tercero en la historia de los Azulejos con 239 jonrones vistiendo el uniforme del club, detrás del boricua Carlos Delgado (336) y del dominicano José Bautista (265). También está sexto en empujadas (679), quinto en bases por bolas negociadas (477) y cuarto en OPS (.878).