Dilson Herrera está contento con sus nuevos horizontes en los Rojos

Dilson Herrera está contento con sus nuevos horizontes en los Rojos

CINCINNATI - Cuando los Rojos enviaron a Jay Bruce a los Mets el 1ro de agosto a cambio de Dilson Herrera, consideraban que habían hallado a su segunda base del futuro. No obstante, ahora mismo se desconoce cuándo el colombiano tendrá esa oportunidad con el equipo grande de Cincinnati.

Se trata de una situación algo complicada, ya que Brandon Phillips se perfila como el intermedista titular de los Rojos durante al menos una temporada más. El veterano devengará US$14 millones en el último año de su contrato y puede rechazar cualquier cambio.

"En verdad no lo sé", dijo Herrera al preguntársele durante el festival invernal de los Rojos cuándo cree que llegará su oportunidad. "Haré lo mejor que pueda. Todo el mundo anhela la oportunidad de estar en Grande Ligas. No puedo controlar lo demás".

En algún momento, los Rojos podrían contar con el dúo de Herrera y el venezolano José Pereza en el medio del cuadro interior. La situación en el campo corto también está en veremos, ya que el veterano Zack Cozart está bajo control contractual del equipo por una temporada más antes de convertirse en agente libre. De no ser canjeados, es probable que Cozart y Phillips funjan como titulares en el 2017.

Herrera, quien cumplirá los 23 años de edad en marzo, lleva promedio de .298 en seis temporadas de liga menor y se considera que tiene mucho potencial para mejorar. En 49 juegos de Grandes Ligas por los Mets entre las campañas del 2014 y el 2015, bateó .215.

Herrera pasó toda la temporada del 2016 a nivel de Triple-A, incluyendo 17 partidos por la sucursal de Louisville (Rojos) luego de ser canjeado. En total, sonó 15 bambinazos. Ahora, el capataz de los Rojos, Bryan Price, dice estar entusiasmado de ver a Herrera de cerca durante los entrenamientos primaverales.

"Sí, porque sé que nos entusiasmó haberlo adquirido", dijo el dirigente acerca de Herrera. "Considero que es un intermedista fuerte, capaz de batear, y que es buen defensor. "Tiene 22 años de edad. Es emocionante contar con par de muchachos de 22 y 23 años de edad en el 2017 que podrían jugar con frecuencia, porque hemos hablado acerca de la reconstrucción. Y esa reconstrucción se trata de sentir que en un futuro vamos a poder competir por los playoffs y la Serie Mundial. Y para conseguirlo, hay que decidir quién va a estar ahí durante ese proceso y quién no".

Mientras se espera que Pereza esté en el roster de Cincinnati para el Día Inaugural y juegue con regularidad, Price no tiene previsto dejar a Herrera en la banca.

"No considero que eso lo vaya a ayudar en su desarrollo", dijo Price. "Creo que Dilson y José se encuentran en situaciones un poco distintas de cara a los entrenamientos".

De su parte, Herrera dice que disfrutó trabajar con Peraza durante el tiempo en que estuvieron juntos en Louisville.

"Es un jugador bueno", dijo Herrera con respecto a Peraza. "Me siento a gusto con él. También es un muchacho joven y sabe jugar béisbol".

Herrera perdió algunos juegos en el 2016 debido a molestias en el hombro derecho. Por lo mismo, en lugar de convocarlo a Grandes Ligas cuando se expandieron los rosters en septiembre, los Rojos decidieron darle tiempo para recuperarse. Ahora, el oriundo de Cartagena dice estar al 100% y siguiendo sus entrenamientos invernales.

Pese al poco tiempo que lleva con su nueva organización, Herrera ha captado una buena vibra que lo llena de optimismo.

"Me sentí bien con todo el mundo", expresó Herrera. "Me dio mucha emoción verme en un equipo nuevo, con nuevos amigos y nuevos compañeros".