"Peloteros por Puerto Rico" continúa con clínica juvenil en el Estadio Roberto Clemente

CAROLINA, Puerto Rico - El canto de los niños comenzaba en el medio del cuadro interior, se escuchaba desde los jardines y reverberaba por todo el Estadio Roberto Clemente, ubicado al este de San Juan.

Figuras famosas del béisbol de mucho más edad miraban con alegría y aplaudían en ritmo.

"¡Uno, dos, tres, Roberto Clemente! ¡Uno, dos, tres, Roberto Clemente! ¡Uno, dos, tres, Roberto Clemente!"

La Gira de Buena Voluntad titulada "Peloteros por Puerto Rico", un evento organizado por la Asociación de Jugadores de MLB junto a Major League Baseball, hizo su primera parada en Carolina el viernes con una clínica para 150 peloteros jóvenes en el estadio que lleva el nombre del héroe beisbolero de la isla. La gira, que comenzó el jueves con una recepción organizada por el jardinero boricua de los Astros, Carlos Beltrán, tiene como objetivo hacerle honor a la memoria de Roberto Clemente y sus esfuerzos humanitarios, y al mismo tiempo celebrar las otras leyendas boricuas del béisbol y promover el desarrollo del deporte en la "Isla del Encanto".

"Estamos aquí por el béisbol y por Roberto Clemente", dijo Beltrán. "Como pelotero puertorriqueño, considero que es mi deber seguirle los pasos y ayudar a los jugadores jóvenes, estén en Grandes Ligas o aquí en ese taller. [Clemente] era un profesional y también defendía los derechos de los latinos. Eso es algo que todo el mundo admira".

A Beltrán lo acompañaron el relevista mexicano de los Nacionales, Oliver Pérez; el torpedero boricua de los Indios, Francisco Lindor; el lanzador colombiano de los Medias Blancas, José Quintana; el cerrador dominicano de los Rays, Alexander Colomé; el intermedista venezolano de los Astros, José Altuve; el intermedista puetorriqueño de los Cachorros, Javier Báez; el cerrador boricua de los Marineros, Edwin Díaz; y el abridor de los Rays, Chris Archer.

"[Clemente] es un ejemplo para que todo pelotero sepa qué hacer dentro del terreno de juego y que también entienda su rol en la sociedad y en la comunidad", dijo Archer. "Es un ejemplo a seguir ideal para todos y estoy tratando de hacer una parte de lo que él hizo. Si puedo poner mi granito de arena sentiré que mi carrera ha sido exitosa".

Además de ligamayoristas del presente, la clínica también contó con la participación de los ex jugadores boricuas de Grandes Ligas Carlos Delgado, Alex Cora, Bernie Williams, Eduardo Pérez, Javier Vázquez, José Cruz Jr., José Cruz Sr. Bobby Bonilla, de ascendencia boricua, y el nicaragüense Dennis Martínez también estuvieron presentes. El Salón de la Fama puertorriqueño, Roberto Alomar, hizo una visita de sorpresa.

"Aquí es donde empieza todo y ver esto me hace feliz", expresó Alomar. "El béisbol está creciendo aquí. El béisbol invernal está pasando por un momento un poco difícil, pero nuestras pequeñas ligas u otras ligas están más activas y eso me llena de felicidad. El béisbol ha estado creciendo y era muy importante estar aquí con los niños".

Leyendas del béisbol puertorriqueño como Jerry Morales, Mako Oliveras y Guillermo Montañez también estuvieron entre los invitados de honor y participantes, al igual que el ex manager de Grandes Ligas, Edwin Rodríguez, quien dirigirá a la selección puertorriqueña para el Clásico Mundial de Béisbol del 2017.

Luis Clemente, hijo de Roberto Clemente, y Tom Walker, gran amigo y ex compañero de Roberto en el béisbol invernal, fueron ovacionados juntos cuando fueron presentados. Walker ayudó a Clemente a colocar los víveres en el avión que se dirigía a Nicaragua para socorrer a los damnificados de un terremoto. Dicho avión se estrelló el 31 de diciembre de 1972. Clemente le salvó la vida a Walker al convencerlo de que no hiciera el viaje.

"Roberto Clemente dio su vida para ayudar a nuestra gente en Nicaragua. Eso no se nos ha olvidado y no se nos olvidará nunca", dijo Martínez. "Nunca habrá otro hombre como él. Por eso estoy aquí. Sé que hubiese querido estar aquí, enseñándoles a estos niños cómo ser buenas personas y buenos jugadores. Eso es lo que estamos tratando de hacer. Sé que desde arriba nos ve y sonríe".