El contrato de Herrera luce acertado tanto para él como los Filis

El contrato de Herrera luce acertado tanto para él como los Filis

FILADELFIA - Para los Filis, tiene toda la lógica del mundo haberle dado al venezolano Odúbel Herrera una extensión de contrato por cinco años y US$30,5 millones.

Primero que todo, Herrera, de 24 años, ha sido notablemente productivo en sus primeras doso temporadas en Grandes Ligas. Su cantidad de Victorias sobre un Jugador de Reemplazo (WAR), 7.8 entre el 2015 y el 2016, lo ubican en el puesto 38 entre todos los jugadores de las Mayores en ese lapso, de acuerdo a FanGraphs, muy cerca de jugadores como el dominicano Robinson Canó (8.1), Daniel Murphy (8.0) y Dexter Fowler (8.0). Si Herrera es capaz de mantener ese nivel de productividad, y más aun si lo mejora, será un candidato perenne para asistir al Juego de Estrellas. Cualquier equipo querría a un jugador así.

"Esto se redujo a dos puntos: qué tipo de jugador es Odúbel y qué tipo de persona es Odúbel", dijo el gerente general de los Filis, Matt Klentak. "Como muchos de ustedes saben, este muchacho puede hacer todo en el terreno. Puede batear, correr, defender y está desarrollando poder.

"Y tan importante como todos esos factores es que juega con energía. Para un equipo joven como el nuestro, para la cultura que estamos tratando de desarrollar, el estilo de juego de este muchacho es algo muy importante para esta franquicia".

Pero el contrato, que empezó a tomar forma justo antes del Día de Acción de Gracias, es también muy favorable para el equipo. Tiene un valor promedio anual es de US$6,1 millones, más o menos equiparable a lo que han recibido utilities como Steve Pearce (promedio de US$6,25 millones) y Sean Rodríguez (US$5,75 millones) esta temporada muerta. Por supuesto, la razón para que el valor promedio del contrato de Herrera sea tan bajo es que los Filis compraron los cuatro años antes de que el venezolano se convierta en agente libre, que es cuando los equipos tienen la mayor ventaja en las negociaciones contractuales.

Pero los Filis también compraron la temporada 2021 de Herrera por US$10 millones, su primera campaña después de la agencia libre. Y el club tiene una opción por US$11,5 millones (deberán pagarle US$2,5 millones si no la ejercen) para el 2022 y otra opción por US$12,5 millones (o US$1 millón si no la ejercen) para el 2023.

Si ambas opciones se ejercen, el contrato de Herrera será por siete años y US$52 millones.

Si Herrera no hubiese firmado la extensión de contrato y hubiese mantenido su nivel de juego antes de convertirse en agente libre tras la temporada del 2020, podría haber conseguido mucho más dinero en el mercado. Pero tener seguridad económica tiene un valor para el jugador y es algo con lo que ahora cuenta Herrera, quien fue elegido por los Filis en el Draft de la Regla 5 del 2014.

"Uno nunca sabe cuándo se presentará una oportunidad así", dijo Herrera. "Firmar el contrato era una buena oportunidad y estas oportunidades llegan una ola vez".

El contrato de Herrera, además, de ninguna forma dificulta las posibilidades de que los Filis hagan otros movimientos en el futuro. El guardabosque es el único jugador que tienen firmado más allá del 2017.

De hecho, al saber lo que costará mantener a Herrera en el equipo, Filadelfia podría ver mejorar sus posibilidades de firmar a otros jugadores. Ahora saben que no tendrán que pagar demasiado por el jardinero central para que se quede en el club.

La estructura del contrato también hace más fácil un potencial cambio de Herrera. El pacto no es sólo es favorable para los Filis, sino también para cualquier equipo.

El contrato no incluye ninguna cláusula para rechazar cambios, lo que también es importante.

Herrera dijo que se mantendrá enfocado y motivado durante el tiempo que dure el contrato. Sabe que aún si se ejercen las dos opciones, todavía tendrá tiempo de firmar otro acuerdo multianual en el futuro.

"Muchas veces los equipos en mercados pequeños no tienen más opción para retener a sus jugadores, especialmente peloteros que piensan serán productivos en el futuro, que firmarlos cuando están jóvenes. Los equipos de mercados más grandes tienen la habilidad, al menos a nivel económico, de esperar un poco más", dijo Klentak. "Si hablamos de tamaño de mercado, nosotros estamos hacia el final del espectro.

"Esto se resume en creer en la persona. Creemos que lo que Odúbel nos ha demostrado en los últimos dos años con su ética de trabajo, sus destrezas en el terreno y su nivel de energía es que es un jugador que no se debe de verse afectado por un contrato como éste. Creemos en eso firmemente. Si no fuese así, no habríamos hecho esto".