Noah Syndergaard cree en la rotación de los Mets de cara al 2017

Noah Syndergaard cree en la rotación de los Mets de cara al 2017

NUEVA YORK -- Poco después de que los Medias Rojas adquirieron al abridor Chris Sale por medio de un canje con los Medias Blancas en las Reuniones Invernales la semana pasada, el abridor de los Mets, Noah Syndergaard, opinó en su cuenta de Twitter sobre la idea de que los Patirrojos -- los Cachorros, Nacionales o cualquier otro equipo -- cuentan con la mejor rotación en las Grandes Ligas.

"No estoy de acuerdo".

Al preguntársele esta semana sobre sus comentarios, Syndergaard no dio marcha atrás.

"Sus capacidades son impresionantes", dijo Syndergaard acerca de la rotación de Nueva York durante un evento navideño en el Citi Field. "Tenemos una hermandad aquí. Siempre nos brindamos apoyo".

Sin embargo, si los Mets pretenden destronar a los Nacionales en la División Este de la Liga Nacional, necesitarán más que compañerismo. El grupo de abridores neoyorquino tendrá que mantenerse en salud durante todo el 2017, un objetivo que sólo Syndergaard y el dominicano Bartolo Colón consiguieron la temporada pasada. Ahora, con Colón en los Bravos, los Mets dependerían de una gran cantidad de entradas de parte de Matt Harvey, Jacob deGrom y Steven Matz, quienes vienen de ser operados.

No cabe duda de que necesitará más que nunca contar con Syndergaard, quien llegará a la próxima campaña como uno de los candidatos al Cy Young del Viejo Circuito. La salud del derecho es una de las claves del destino de los Mets.

"Pienso que estoy haciendo un gran trabajo en cuanto a mi régimen de temporada muerta se refiere", manifestó Syndergaard. "Entonces, estaré listo en febrero".

Tomando en cuenta lo exitoso que ha sido Syndergaard en lo que va de su carrera en la Gran Carpa, es fácil olvidarse de que el 2016 fue su primera campaña completa. Al tirar 183 2/3 episodios -- una marca personal -- y otras siete en el Juego del Comodín, Syndergaard señaló que fue "exigente para el cuerpo" y "exigente para la mente". Por eso decidió no participar en el Clásico Mundial de Béisbol del 2017, pese a recibir una invitación de parte de la selección de Estados Unidos.

Por ahora, Syndergaard está satisfecho descansando y relajándose. Hace poco regresó de un viaje a España, donde visitó una ciudad cerca de Madrid con sus padres. Y el martes llegó a Nueva York para la fiesta navideña de los Mets, un evento anual para niños de varios vecindarios de Queens.

Vestido como Papá Noel con el dominicano José Reyes y el jardinero Brandon Nimmo como sus "duendes", Syndergaard repartió regalos a los niños presentes.

Al preguntársele qué pidió de navidad, Syndergaard no dudó en ofrecer su respuesta.

"Un título de Serie Mundial", dijo el abridor.