Bajar de peso, encomienda de Julio César Urías de cara al 2017

Bajar de peso, encomienda de Julio César Urías de cara al 2017

NATIONAL HARBOR, Maryland -- Aunque varios clubes se concentraron en realizar movimientos durante las Reuniones Invernales, los Dodgers se han enfocado en el estado físico de sus jugadores.

El club de Los Ángeles ha expresado sus deseos de que el jardinero cubano Yasiel Puig esté en mejor forma, que el abridor Kenta Maeda agregué musculatura para evitar un desgaste y ahora que el serpentinero mexicano Julio César Urías baje de peso.

"El lanzador está tomando la iniciativa de estar en la mejor forma posible", manifestó el gerente general de los azules, Farhan Zaidi. "Con su estatura, siempre existe la posibilidad de agregar más peso y él está consciente de eso".

"No ha tenido que tirar en una temporada completa. El año pasado hubo momentos en el que suspendimos sus actividades. El año anterior fue operado del ojo. Esta es la primera vez que fijamos la expectativa de una campaña de seis meses o más. Tiene apenas 20 años de edad y su cuerpo todavía está tomando forma. El equipo lo sabe, él lo sabe y la meta es que tire una temporada completa".

Urías, el lanzador joven más cotizado en los Dodgers desde Clayton Kershaw, tuvo foja de 5-2 con 3.39 de efectividad en 18 presentaciones en la temporada regular del 2006 y se apuntó una victoria y sufrió una derrota en la postemporada.

La guía de información del equipo indica que el zurdo pesa 215 libras y aumentó al final de la temporada, lo que es una gran diferencia al joven de 160 libras que firmó con Los Angeles en el 2012.

Urías, quien vive en Sinaloa durante la temporada muerta, visitó California la semana pasada. Entrenó una semana en el complejo del agente Scott Boras en Newport Beach, luego trabajó tres días con los preparadores físicos del club en el Dodger Stadium.

"Volverá a México con su programa y regresará en enero para entrenar un mes completo antes de los Entrenamientos de Primavera", expresó Boras.

Incluyendo sus 5 2/3 entradas en la postemporada, Uría fijó una marca personal con 127 2/3 episodios en el 2016 -- 82 2/3 entradas por Los Angeles y 45 innings por Triple-A Oklahoma City. Dicha cantidad fue un aumento del 50% para uno de los mejores lanzadores jóvenes en la Gran Carpa y que ha sido desarrollado con mucho cuidado desde que firmó con la organización.

Los Dodgers no tienen previsto fijar un límite en el volumen de trabajo para Urías, pero otra vez será supervisado cuidadosamente.

"He platicado con Andrew [Friedman, el presidente de operaciones de béisbol] sobre cómo será empleado durante la temporada y el Dr. Neal ElAttrache y Andrew han fijado un claro panorama para él", explicó Boras.